Mercenarios S.A.

"Star Slammers. La colección completa", Walter Simonson (Panini Comics)

El espacio, la última frontera. Éstas son las aventuras de…

De esta poco “original” manera podrían comenzar las peripecias de los curiosos, originales protagonistas de las historias contenidas en este imprescindible tomo, auténtico tesoro que recopila parte de la obra de un Autor con mayúsculas como es Walt Simonson.

¿Y qué la hace tan especial? Pues que, al igual que otros autores norteamericanos, los Star Slammers son a Simonson como Grendel o Mage lo es a Matt Wagner, Monkeyman & O´Brien a Art Adams o al saga de Sin City a Frank Miller. Nos estamos refiriendo a creaciones propias, no interpretaciones de los héroes de alguna de las grandes editoriales (Marvel, DC) o, incluso a alguno de las independientes (Dark Horse, por citar sólo a una).

Y es que este grupo de mercenarios ha estado con él desde finales de los años sesenta, cuando un joven Simonson quería abrirse camino en el mundo de las viñetas e ingresó en la RISD (Rhode Island School of Design), donde comenzó a darle vueltas a una historia que quería homenajear gráficamente a dos de los Maestros del underground yanqui, Robert Crumb y Vaughn Bodé. Pero el Walt de aquellos tiempos había mamado mucha literatura fantástica y de ciencia ficción, y eso era lo que quería plasmar en aquellas primerizas páginas, en las que ya se vislumbraba el temprano talento del autor a la hora de componer las páginas y convertir las onomatopeyas en un importante medio narrativo y visual.

Y, nosotros lectores, tenemos al inmensa suerte de que este tomo recopila aquellas tempranas peripecias de sus personajes. Páginas que, por cierto, el abrieron las puertas de una de sus editoriales soñadas, DC Comics. El resto es historia…

Pero centrémonos de nuevo en el valioso contenido de este volumen que, en primer lugar, recopila la primera aparición, ya en el ámbito profesional de su autor, de estos Star Slammers: Fue incluida en la colección de novelas gráficas publicadas por Marvel en los años ochenta, que pretendían aportar una mirada más adulta al cómic de superhéroes, fantástico y de ciencia ficción (en esta cabecera, entre otras maravillas, se publicó una de las grandes historias protagonizadas por La Patrulla- X: “Dios ama, el hombre mata”). En nuestro país fue publicada por la ya extinta línea Forum, que amamantó durante años a los amantes del cómic superheroico.

En esta primera historia vamos a conocer a un trío de Slammers: Ethon, Jalaia y Esfera, mercenarios espaciales que van allá donde les lleve un contrato. Pero hay muchas cosas que no sabemos de ellos y que en esta primera historia van a ser desveladas, mientras se enfrentan al odio que les profesa el Almirante Krellik  y que los lleva al planeta Orión. Los terribles Cazadores los perseguirán y pondrán en más de un aprieto. Pero si algo que los Slammers no están es solos…

No encontramos ante una narración que tiene un tono más épico, aventurero, con momentos de tragedia que golpea a sus protagonistas. Y todo narrado por un Simonson que ya a esas alturas había alcanzado el status de autor, de Maestro de la Viñeta. Dejada atrás la influencia underground, podría decirse que Simonson es el verdadero heredero de Jack Kirby, y no solo en lo visual, con esos escorzos imposibles y maquetaciones de página de lo más original, sino que sus historias también poseen esas cualidades que convirtieron a Kirby en un clásico: Aventura, una pizca de humor y mucha, mucha acción.

Una historia corta en blanco y negro sirve como perfecta presentación de un nuevo personaje del Universo Slammers, se trata de Rojas, al que conocemos por primera vez en las páginas de la Dark Horse Presents. Rojas es un tipo grandote y maduro que, sin proponérselo, contacta con la Unimente, un vínculo que lo une a todos los Slammers que han existido a lo largo de la historia, convirtiéndolo, como seremos testigos, en una arma de guerra imparable. Será en la miniserie titulada “Las agendas minoanas”, un auténtico placer de space opera donde se mezcla la aventura, un tono menos oscuro que el de la novela gráfica y en el que conoceremos a la atractiva pero durísima Coronel Phaedra, del Grupo Nova, que junto a sus enormes soldados, los Toros, tienen la misión de capturar a Rojas. Pero las cosas no va a ser fáciles para ninguno, ya que mantener encerrado al Slammer los va a traer de cabeza. Y si a todo esto añadimos una súbita invasión a la nave espacial Meredith por parte de los letales Skyes, pues ya la tenemos liada…

Una aventura ésta super divertida, dibujada por un Simonson en plenitud de facultades, el mismo que posó su “varita mágica” sobre inolvidables etapas de superheroes como Thor (la mejor que se ha escrito nunca sobre el asgardiano) o los 4 Fantásticos, entre otras.

Este tomo se podría definir como una joya de los cómics, tanto por lo que narra y cómo lo narra, que no debe faltar en vuestra colección.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


8 − tres =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD