El fin de la inocencia

"La Favorita", Matthias Lehmann (Ediciones La Cúpula)

Una solitaria niña juega en el jardín de una gran casa. Su única compañera de juegos, una esquiva gata de color negro. En la cabeza de la cría se recrean aventuras que, debido a su situación, ha tenido que protagonizar ella sola…

En principio, esta estampa nos puede resultar cotidiana, hasta normal. Por desgracia, una vez que nos zambullimos en la historia de Constance el frío más terrible se irá adueñando de nuestras extremidades, para irse directo al corazón y aprisionarlo sin piedad: Esta cría pasa sus días, y noches, conviviendo con sus abuelos, Emile y Adelaida. Él es un tipo que pasa los días escuchando música y bebiendo hasta que sus sentidos se aletargan lo suficiente para borrar los recuerdos de un pasado que sólo le produce dolor y amargura. Una sociedad reprimida e inflexible y su propia cobardía lo llevaron a ser lo que hoy es, un ser gris, sin vida.

Su esposa, Adelaida es veneno, locura. Una inflexible mujer que lleva a la niña por el camino de la “rectitud”, haciendo que estudie en casa y que, salvo en contadas ocasiones, mantengan contacto con otras personas que no sean ellos. Nunca le ha contado nada sobre sus padres, su pasado es una nebulosa, un retrato inexistente que, lógicamente, persigue a la pequeña. Un látigo es la medio habitual de castigar a su nieta, a la que ha marcado en más de una ocasión.

Este ambiente ha hecho que Constance no sea una niña normal, que se asusta de todo y todos, y solo vive algunos momentos de paz y divertimento cuando puede salir al exterior donde la espera Negrita, su compañera de mil y una imaginarias peripecias.

Este extraño equilibrio se romperá cuando a la casa llegue una familia de portugueses, gente pobre, que entran al servicio de los señores. Por supuesto, a Constance le está totalmente prohibido interactuar con ellos, pero la curiosidad infantil y sobre todo, la atracción que siente por Mano y Lidia, los hijos de los nuevos empleados, hará que la niña vaya descubriendo cosas que no había experimentado hasta ese momento…

Y rememorando a Mayra Gómez Kemp, hasta aquí puedo leer. No quiero fastidiaros la losa que caerá sobre vuestras cabezas cuando descubráis la verdad tras esta historia. Un horrible descubrimiento, para nada exagerado, que os erizará los vellos de la nuca.

Matthias Lehmann, autor francés, con su primera obra publicada en nuestro país, nos introduce a la perfección en la mentalidad infantil, a veces tan inocente, otras terriblemente cruel, aunque para nada comparable con lo que la locura y desesperación pueden hacerle a la mente adulta.

El autor posee un estilo gráfico que recuerda a los grabados y un gran conocimiento del medio, la narración gráfica. Es por ello que juega con las viñetas y las páginas. Abriendo una puerta que da solo a la oscuridad, a la terrible explicación.

Una historia ésta que os costará olvidar, de eso estoy seguro.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


siete − = 4

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD