El terror llama a tu viñeta

"Doggybags vol.2", VV.AA. (Dibbuks)

Preparad un gran bol de palomitas y vuestro refresco favorito, repantigaos en el sofá y disponeos a entrar en el cómic más bestial, políticamente incorrecto del momento. Sus páginas son como un disparo a bocajarro, sin previo aviso, sin concesiones, pero jodidamente divertidas. Este es un sincero homenaje a las sesiones dobles típicas de los USA (aquí lo único comparable que teníamos eran los, en su mayoría, extintos cines de verano) donde priman las chicas voluptuosas, la velocidad de los coches, violencia, terror y vísceras a cascoporro.

Bajo la atenta mirada de su pater, el autor francés Run, nos encontramos con tres brutales relatos que nos pondrán los pelos de punta. El primero de ellos, “Elwood and the 40 freak bitches” (ah, se siente el que no sepa inglés…), firmado por Antoine Ozanan y Kieran, vamos a conocer al tiparraco que da título al relato, un redneck en toda regla: Fachoso, misógino, alcohólico… Toda una prenda de tipo, sí. Como podéis suponer, la vida de Elwood se reduce a su trabajo de mierda en una gasolinera y a emborracharse por las noches junto a su colega Joe Bill, otro desgraciado como él.

Pero todo parece cambiar para él cuando una voluptuosa chica llega a la gasolinera y sin mediar palabra se lo lleva al huerto. Sí, ¡su sueño cumplido! Lo malo es que éste es súbitamente interrumpido cuando Elwood descubre algo aterrador en la mujer, un detalle que va a ser la chispa que desencadene una espiral de violencia y sangre…

En la segunda guinda del pastel, titulada “The border” (¡compraos un diccionario, maldita sea!), cuyos papis artísticos son Run y Guillaume  Singelin (al que ya disfrutamos en la primera entrega), vamos a conocer un trío la mar de encantador. Son una perfecta muestra del grupo conocido en el país yanqui como Los Minutemen, gente maravillosa (y muy tarada) que se ha autoencomendado la misión de vigilar la inabarcable frontera del país con México, arrestando y dando caza a los pobres espaldas mojadas que tratan de cambiar de vida.

Pues bien, lo que se suponía que iba a ser una cacería más (no hay más que ver las fotos de las que dos miembros del grupo se siente muy orgullosos) termina transformándose en un encuentro aterrador con una leyenda hecha carne. ¿Os suena de algo el Chupacabras?

Y para terminar con este festín de gore, litros y litros y litros de sangre en el relato titulado “Vuelo Express 666″ (vaya, aquí os salváis…), en el que nuevamente Run al guión y Mathieu Bablet nos llevan a miles de metros de altura, en una historia poco recomendada a los que sufran de vértigo o les dé miedo volar en avión: El, en apariencia, apacible vuelo de una compañía de transportes se transforma en un infierno violento cuando un pasajero extra trata de asesinar a los pilotos, intentando que el avión se estrelle. ¿Cuál es la razón de su locura? ¿Es todo un plan premeditado? ¿Lo conseguirá?

Avezado lector, tu corazón se acelerará aún más al saber que esta última historia, como uno de esos telefilmes infumables que nos fastidian los fines de semana, está basada en HECHOS REALES…

Junto a esta tríada de maravillosas historias, las secciones informativas habituales, donde se nos explicarán temas relativos a los relatos. Además, podremos adquirir parafernalia imposible de conseguir en otros lugares (¿Dónde puedes comprar un mini Chihuahua si no?) y alguna que otra chulada de portada-ilustración como extra.

Una recopilación ésta para gente con corazones fuertes, a los que les guste las sensaciones extremas. Abstenerse medianías.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


cinco + 4 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD