Sendero sin final

"Kei, crónica de una juventud vol. 3", Kazuo Koike, Goseki Kojima (ECC Ediciones)

Prosigue la búsqueda del joven protagonista, cada vez que parece que está a punto de encontrar a su amada se lleva una terrible desilusión. Menos mal que desde hace una temporada comparte camino e historias con un espadachín que, aunque al principio lo trataba de una forma bastante brusca, con el tiempo ha ido acostumbrándose a su peculiar presencia. Y no digamos nada del mejor amigo de éste, el cuervo Yokutarô, un animal que parece tener más inteligencia que muchos humanos y que siempre sobrevuela la cabeza de los dos hombres para advertirlos de los peligros que pueden acecharlos en el largo y tortuoso camino que están recorriendo. Y así sucede, una vez más, cuando se percaten de la presencia de varios ninjas, los terriblemente conocidos como Los Hombres de Hachiya, un grupo de letales ninjas que pretenden masacrarlos en un campo cubierto por altas yerbas. Menos mal que el acompañante de Kei es perro viejo y se conoce todos los trucos y artimañas para intentar salir vivo de cualquier confrontación…

Pero, de pronto, sin avisar, la tragedia golpea al joven y pierde a Makabe, su compañero de viaje, quedándose solo con su cuervo, que a partir de ahora lo “adoptará” como padre sustituto.

Y por si esta pérdida fuera poco, a Kei le espera una de las pruebas más duras de su existencia, ya que por culpa del extrovertido Yokutarô, va a ser implicado en un terrible crimen que ha dejado varios cuerpos tras de sí. Arrestado y conducido a los calabozos, lo someterán a todo tipo de torturas, intentando sacarle, de manera infructuosa, una confesión.

Molido a golpes, incapaz de moverse, evocará recuerdos de su infancia junto a la mujer de sus sueños, la ahora esquiva Karen. Seremos testigos de sus experiencias como niños y las enseñanzas que aprenderán, a veces, de la manera más dura.

Menos mal que el joven cuenta con un aliado incansable y muy inteligente, el cuervo. Éste propiciará una situación para que el joven intente demostrar su inocencia y que ha sido incriminado en unos asesinatos que él no ha cometido.

El guionista Kazuo Koike, con los magistrales dibujos de Goseki Kojima, nos siguen mostrando como era la vida en el Japón feudal, sus costumbres, a través de personajes e historias inolvidables.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


siete − 6 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD