Aquellos catódicos años

"Catódicos e integrados: La televisión que nos marcó", Ventura y Nieto, Fausto Fernández (Evolution Comics-Panini)

Antes de comenzar he de dar fe de un hecho, certificar que  de todas las series, programas, etc, de las que se habla en este volumen, puedo haber visto el 99%. Sí, amigos, pertenezco a esa generación que, como el protagonista de la serie creada por John Landis, “Sigue soñando”, echó los dientes frente a una pantalla de televisión, primero en blanco y negro y después en colorines. Y es que para muchos de los que ya hemos superado al cuarentena, llegar a casa del cole y sentarte frente a la caja tonta para ver “Un globo, dos globos, tres globos”, o “Arriba y abajo”, con tu bocata de mortadela en la mano y una humeante taza de Colacao era uno de esos placeres que, por desgracia, ya se han perdido. Esa franja de la tarde que era propiedad de los chavales, en las que te volvías tarumba con los desopilantes dibujos animados de la Warner, está ahora ocupada por programas que se dedican a despellejar las vida de los famosos, famosillos y famosetes…

Pero para que quede patente, este libro, “Catódicos e integrados” es un largo recorrido por todos esos años en los que nos teníamos que conformar con dos cadenas (y en realidad, la entonces llamada UHF no es que se pudiera sintonizar la mayoría de las veces…), mucho, mucho antes de la llegada de las privadas, con sus destetes y cachondeo.

Y fue en aquella “única” cadena, regida por la por entonces, omnipotente Televisión Española, donde un servidor disfrutó de grandes maravillas (o tal vez no tan grandes, pero es lo que tiene la nostalgia, habitualmente te nubla la razón y el recuerdo) como los terroríficos “Historias para no dormir” o “El Quinto Jinete”; no había un viernes noche en el que la familia no se reuniera frente a la tele para ver el concurso de concursos, “1,2,3, responda otra vez”… Y así, docenas de productos televisivos, de ficción o no, que ocuparon las horas de todos aquellos españolitos de la época.

Pero eso no es todo amigos, aún hay más, y es que este volumen recopila y, merecidamente, homenajea a una de las grandes parejas de humoristas gráficos que ha tenido nuestro país: Ventura y Nieto. Durante un buen montón de años se convirtieron en “críticos” retratistas de la realidad televisiva de nuestro país, y la verdad es que no dejaron títere con cabeza. En este volumen podréis echar unas risas con sus parodias, que utilizando un humor socarrón, les daba estopa de la buena a la mayoría de producciones patrias y, por supuesto, a las extranjeras, no dejando títere con cabeza.

Con su humor incisivo y magníficamente dibujado, no se sabía a ciencia cierta donde empezaba Ventura y donde acababa Nieto, eran un todo. Alcanzaron el éxito y trabajaron en todas las cabeceras importantes del país, hasta que recalaron en “El Jueves” y crearon una de las series más geniales del humor gráfico español, “Grouñidos en el desierto”.

Por desgracia, Miguel Ángel Nieto falleció prematuramente, dejando a su primo Enrique Ventura solo ante el peligro. Eso sí, durante todos esos años ha defendido el fuerte a la perfección…

Acompañándolos en este divertido viaje está Fausto Fernández que, gran conocedor de la televisión de aquellos años, pone el dato, la anécdota o el comentario. Seguro que os sorprende algunas de las cosas que cuenta…

Sentaos frente este volumen, abrid sus páginas y trasladaos a aquellos años que ya no volverán, con una televisión que fue y ya no volverá a ser.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× cinco = 5

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD