El coche de mis sueños

"Sunny", Taiyô Matsumoto (ECC Ediciones)

Seguro que todos, cuando erais pequeños, teníais un lugar especial al que acudir cuando las cosas no iban bien. Ese sitio en el que poder quedarse solo con uno mismo y soñar, que es una de las mejores ocupaciones que puede tener un niño.

El Sunny 1200 es un automóvil pintado de amarillo, no funciona pero es la máquina mágica, la vía de escape de traslada a uno y mil lugares a los chavales que viven en la Casa de los Niños de las Estrellas, un auspicio en el que se ha reunido a un grupo de niños por diversas circunstancias: Abandono, problemas familiares, pobreza… Hay niños y niñas de todas las edades y, junto a sus pacientes cuidadores y el director del centro, forman una gran y curiosa “familia”.

El mocoso Junsuke, que siempre anda tocando la armónica, o al menos intentándolo. Haruo, que huye de la realidad al volante del coche, convertido en un malhechor al que siempre persiguen por interminables carreteras. Es uno de los rebeldes del grupo de chavales y su pelo blanco lo distingue de los demás. Tarô, un gigantón que se pasa el día en calzoncillos, canturreando alegre, pero que, según cuentan sus compañeros, posee una fuerza increíble y más vale no sacarlo de sus casillas… La pequeña Shosuke, que con su media lengua va de un sitio a otro y a la que hay que tener siempre controlada, ya que en cualquier momento puede perderse y causar el caos en el lugar. Y finalmente, el nuevo, un niño que llega con la promesa de que sus padres volverán a por él muy pronto. Pero todos sabemos que, en ocasiones, la crueldad de los niños suele ser infinita y muy dolorosa, así que el recibimiento que le hacen deja claro que Sei va a pasa una larga, muy larga temporada en el lugar, aunque conozca el camino de regreso a la perfección e intente imaginarlo a bordo del auto…

Vamos a ser testigos del día a día de este grupo de personajes, cada uno con sus problemas, sus sueños, anhelos… Recibirán visitas de antiguos residentes que ya han cumplido la mayoría de edad, compartirán furtivas miradas a revistas de señoritas en paños menores y sufrirán cuando uno de ellos se pierda.

Taiyô Matsumoto ha sido, hasta ahora, uno de esos autores nipones de los que sólo habíamos podido saborear un par de obras completas, la que le dio la fama y fue adaptada como película de animación, “Tekkonkinkreet” y “Takemitsu Zamurai. El samurái que vendió su sombra”, dejándonos ambas con ganas de más, ya que Matsumoto no posee solamente un estilo gráfico que mezcla en manga con influencias europeas (Moebius, Prado…) sino que  sus historias escapan a cualquier género. Ha creado un mundo propio, cercano al realismo mágico, donde los animales hablan y los protagonistas son capaces de vivir en los sueños.

Acomodaos, poneos el cinturón de seguridad y arrancad este auto mágico. A ver dónde os lleva a vosotros…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


cinco − = 3

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD