El último pitillo

"Hellblazer: Garth Ennis Vol.3", Garth Ennis, VV.AA. (ECC Ediciones)

En este último (y voluminoso) volumen se recopilan la despedida del guionista irlandés Garth Ennis al frente del titulo protagonizado por John Constantine. En el primer arco argumental, Constantine se va de vacaciones a los Estados Unidos, sin tener en cuenta que su existencia diaria es de todo menos plácida y viejos enemigos esperan la mínima oportunidad para atacarlo (léase Papa Midnite). Ennis aprovecha esta historia para rendir cuentas con los USA, poniendo sobre la mesa todos los horrores que se han cometido dentro y fuera de él, mientras un perdido Constantine recorre paisajes de pesadilla junto a un famoso presidente norteamericano…

Ya de regreso a su hogar, la vieja y húmeda Inglaterra, se reencontrará con uno de sus mejores (y muerto, claro está) amigos, Brendan. Con el compartirá largas conversaciones de pub mientras hacen lo que más les divierte, castigar a sus hígados.

En “Y la multitud enloquece”, Steve Dillon cede por un número los lápices a Peter Snejbjerg en una historia en la que Ennis le da un buen repaso a los hinchas del futbol, energúmenos con buenos pulmones pero poco cerebro y junto a su eterno acompañante, el taxista Chas, tendrán que enfrentarse a una presencia espectral. Lo habitual, vamos…

Y en “Un vividor a las puertas del Infierno” se cierran todos los lazos argumentales. El Diablo espera impaciente para poder ejecutar su venganza sobre el humano que lo puso en ridículo y jugó con él, pero no encuentra la forma de hacerlo. De repente, una presencia, un alma torturada aparece en escena. Es Astra, un nombre que acompaña a Constantine en todas sus pesadillas. Le ofrece al Señor del Infierno al oportunidad de acabar de una vez por todas con su odiado oponente. El Diablo vuelve a sonreír.

Mientras, como es lo normal en él, el protagonista se va metiendo en más y más follones, al intentar proteger a una antigua novieta, Helen, provoca la ira de su chulo, iniciando un camino de violencia que sólo puede tener un posible final. Y a todo esto, por si fuera poco, sumadle una ciudad de Londres en pie de guerra por culpa de unos disturbios raciales, en los que un viejo rostro de la colección, George, tendrá mucho que ver y padecer.

Y la única arma que el protagonista poseía contra el Diablo, el corazón del arcángel, ya ha sido localizado por Satán.

¿Os parece poco? Pues además, Kit, la mujer a La que más ha amado Constantine, regresa a Londres.

Tras esta saga, un número especial titulado “Heartland”, en el que conoceremos a la familia y pasado de Kit, esa fuerte mujer que es una de las pocas que ha aguantado al rubio inglés: Violencia familiar y secretos se reúnen en esta dura historia enmarcada en un Dublín retratado como pocas veces se ha hecho.

Pero el verdadero adiós de Ennis es en “Hijo del hombre”, donde junto a John Higgins volvió a la colección que, a mi parecer, ha disfrutado de lo mejor de su talento para contarnos el propio John Constantine (rompiendo la cuarta pared) el marrón en el que se mete, una vez más, por tener que ayudar a Chas: Sin comerlo ni beberlo, el taxista se ha visto implicado en un tiroteo que ha salpicado a la familia Cooper, los dueños de los bajos fondos londinenses, con los que Constantine comparte, como no podía ser de otra manera, un antiguo y oscuro lazo.

Íncubos, violencia desatada y diálogos geniales componen esta despedida, o hasta pronto (nunca de sabe) de la colección de Hellblazer por parte de una de los mejores guionistas que han pasado por ella.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


6 − = dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD