Crónicas del futuro Edo

"Hanzô, el camino del asesino. Vol. 5,6"; "El hombre sediento. Vol. 5", Kazuo Koike, Goseki Kojima (ECC Ediciones)

Me resulta harto curioso lo que está ocurriendo con el Manga en nuestro país en los últimos tiempos. Comenzó siendo un fenómeno puramente infantil y juvenil, sobre todo a partir del bombazo que supuso la emisión en nuestro país de la serie de animación que adaptaba “Dragon Ball”. A partir de ese momento, los grifos editoriales se abrieron al máximo y la proliferación de títulos dirigidos en su mayor parte a este sector del público fue brutal, por lo que surgió una especie de “rechazo” de los puristas del cómic hacia este tipo de publicaciones, tildándolas de ñoñas, infantiloides y demás calificativos desfavorables… Aunque en aquellos tiempos se coló alguna que otra obra dirigida al público adulto, como el “World Apartment Horror” de Kon y Otomo, así como el “Regreso al mar”, también de Satoshi Kon, no fue hasta muchos años después, coincidiendo con la publicación de las primeras obras de Jiro Taniguchi que los apasionados de la viñeta, sea cual sea su formato o procedencia, tuvieron que bajarse del burro y admitir (más por desconocimiento que por otra cosa) que en el País del Sol Naciente se hacía Manga para todos los públicos.

Y llegados al día de hoy, la editorial ECC mantiene desde hace meses un compromiso con sus lectores, y es que poco a poco está construyendo una línea de Manga adulto de lo más recomendable, entre las obras ya publicadas destacan las de el Maestro Tezuka, las horripilantes historias de Junji Ito y estas dos series de las que me gustaría hablaros, ambas escritas e ilustradas por el genial tándem formado por Kazuo Koike y Goseki Kojima que, como todo buen aficionado debe saber, dedicaron la mayor parte de su producción conjunta a narrarnos historias que se desarrollaban en el Japón Feudal, en la época de los samuráis, ronins, ninjas…

“Hanzô, el camino del asesino”, cuyos volúmenes quinto y sexto han sido publicados nos muestra la especial relación que se establece entre el joven señor Tokuwaga (que en el futuro sería uno de los shoguns más importantes del país, iniciándose con éste el Periodo Edo, una época de esplendor) y Hattori Hanzô, un joven pero experto ninja que se convierte en su sombra, salvándolo de las mil y una conspiraciones que se preparan a su alrededor. El tiempo ha pasado y entre los dos hombres se ha forjado una amistad que difícilmente puede romperse, la posición de Tokuwaga se ha afianzado y es una de los más importantes señores feudales, por lo que deberá enfrentarse a sus taimados oponentes. Ya casado y con un niño, se encapricha de una jovencita que le pide ayuda para que escuche a su padre. Sólo los sabios consejos de Hattori harán que el inexperto amante comience una relación secreta que le va a traer más de un problema con su verdadera esposa.

Por su lado Hanzô sigue realizando su trabajo, vigilando las sombras, escuchando los susurros. Mientras todo esto ocurre, él también va a convertirse en padre. Y por si esto no fuera ya poco , reaparece en escena el taimado Rata Calva, que propone un arriesgado plan al Señor Tokuwaga: Nada más y nada menos que la construcción de un fuerte. Todo con la sola intención de conquistar Mino. ¿Saldrán bien los planes del trío? ¿Qué peligros los aguardarán en el camino y en sus propios hogares? Para ello, lector, tendrás que sumergirte en esta apasionante lectura, trufada de escenas violentas y, por qué no decirlo, con su pizca de erotismo, tan del gusto de la pareja de autores.

Dúo éste que con “El hombre sediento” también nos trasladan a la época Edo, aunque aquí el protagonista es Mondo Kainage, un bello (hay ocasiones en que lo confunden con una mujer) y taimado catador que mientrs defiende los intereses de su ilegítimo padre, comparte, a medida que la historia avanza, vida y aventuras con una par de bellas (y letales) damas, Fukiko y Arare. En este quinto tomo que, por cierto, se lee de una tacada, seremos testigos de la violencia que se desata alrededor del trío, viéndose perseguidos por una horda de silenciosos asesinos que los espían desde las sombras. Pero Mondo es perro viejo y sabe perfectamente lo que los villanos quieren, así que elabora un genial y no menos arriesgado plan para salir con vida de un pueblo. No os voy a desvelar como lo consiguen, pero los problemas continuarán. Ya de regreso junto a su padre, el temible asesino Hiyakusai elaborará un plan para que la discordia crezca entre las dos mujeres y claro está, esto perjudique a Mondo.

Otra genial muestra del arte de Koike y Kojima, de los que aún nos queda mucho por disfrutar. Sayonara!

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


5 × nueve =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD