París bajo el terror de Fantomas

"La cólera de Fantomas. Tomo 2: Todo el oro de París", Olivier Bocquet, Julie Rocheleau (Dibbuks)

¡Atención, ciudadanos de la Ciudad de la Luz! Cerrad los pestillos, atrancad las ventanas, haced acopio de víveres y agua… El terror ha llegado a esta urbe y está regando sus calles con la sangre de sus próceres. Nadie ha podido ver al autor de estos horrendos asesinatos, su rostro es desconocido, pero su voz… Ay, ese sonido que proviene de la mismísimas calderas del infierno os helará las venas si tenéis el valor de enfrentaros a él. ¡El Señor del Crimen, Fantomas!

En esta “actualización” o revisión del personaje (me niego a llamarlo reboot) encontramos a una ciudad postrada a los pies del villano, que trama una terrible venganza que aún nos es totalmente desconocida, aunque en esta segunda entrega ya vislumbramos de que puede ir la cosa: Todo el oro de París está siendo robado por los hábiles secuaces del malvado entre malvados. Pero no sólo el que contiene los bancos, el atraco llega hasta el precioso metal que recubre estatuas, edificios…

Mientras tanto, el folletín prosigue y el pobre inspector Juve sufre la ira de su superior, el comisario Havard, que le recrimina que el caso no avance, ya que el criminal y sus actos siempre van un paso por delante del de los agentes de la ley. En esta segunda entrega seremos testigos de la reclusión del pobre Juve, del que sospechan que oculta su verdadero rostro tras el maquillaje, ya que Fantomas, además de experimentado asesino, es el hombre de los mil rostros. Estos momentos relajan la tensión del relato y nos regalan instantáneas de pura comedia.

Mientras tanto, veremos como la relación del asesino con Lady Beltham sigue adelante, pese a que esta comienza a padecer en sus propias carnes los arranques de crueldad de esta peculiar pareja, y si no que se lo digan al pobre ayuda de cámara de la aristócrata, que llegará a comprender a las duras el precio de no mantener la boca cerrada…

Ciertamente, nos encontramos ante una historia apasionante, narrada con muy buen ritmo por sus autores (el guionista, ,Olivier Bocquet, bebe de las novelas originales, pero las “depura” para estos nuevos lectores), que juegan con el misterio a la perfección, dejando al final de cada álbum un cliffhanger potente, heredero directo de aquellos folletines de principios del siglo XX. La dibujante Julie Rocheleau combina a la perfección un estilo seudocaricaturesco con las escenas de pesadilla que protagoniza el malhechor sin rostro.

A la falta de un último álbum, me muerdo las uñas por conocer el final de esta intrigante historia. Espero que lo mismo suceda contigo, amigo lector.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


8 × = treinta dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD