El final de una era

"Marvel Héroes 62. Los 4 Fantásticos de John Byrne 4" VV.AA. (Panini Cómics)

Todo lo bueno ha de terminar tarde o temprano y, en ocasiones, de manera traumática. La larga estancia de John Byrne al frente de Los 4 Fantásticos, cinco años, sólo le había traído buenas críticas y el apoyo del fandom. Pero, ay, en la casi perfecta ecuación entró un editor de infame recuerdo, el expeditivo Jim Shooter, cuya presencia supuso una sacudida a los cimientos de la editorial. En concreto, refiriéndonos a su relación con Byrne, las cosas no fueron nada bien desde el principio, ya que el alto y corpulento editor tenía la curiosa manía de querer dejar su “sello” personal en las historias ajenas y eso precisamente fue lo que hizo con el regreso de Jean Grey al Universo Marvel, con lo que su relación profesional no iba a ir nada bien entre él y Byrne a partir de entonces.

Y es una auténtica pena, ya que el barbudo guionista tenía grandes planes para los personajes. En primer lugar quería realizar la historia definitiva del archienemigo de la familia de héroes, el carismático Doctor Muerte, pero al Señor Shooter nos e le ocurrió otra idea que “obligar” a Byrne a que la mini saga concluyera con la presencia de uno de los personajes más rancios del Universo Marvel (que me perdonen los puristas…): El Todopoderoso. Este tipo con pinta de haber salido de un episodio de “Corrupción en Miami” rompió todos los esquemas argumentales que Byrne tenia en mente, y tan sólo para poder enlazar esta colección con las Secret Wars II…

En fin, el autor empezaba a estar quemado, bastante harto de que se metieran en su trabajo, pero aún así nos ofreció uno de los arcos argumentales más divertidos y apasionantes de su larga estancia en la colección: El cuarteto, pero esta vez completado por la presencia de Nick Furia, se embarcaba en un viaje por la Zona Negativa, periplo este en el que iban a encontrarse con varios malosos bien conocidos por todos: El brutote Blastaar y el regreso del amo del lugar, el letal Annihilus. Las cosas se ponían interesantes, peligrosamente interesantes para el cuarteto… Pero en el momento álgido de esta aventura dimensional, la nave en la que viajan da un salto temporal y !terminan llegando al New York de 1936!

Sin daros muchos detalles, en este año los héroes tendrán una y mil peripecias. Pero sobre todo una, con la que tendrán un terrible dilema moral. Se van a dar de bruces con uno de los mayores villanos “reales” de la Historia de la Humanidad, Adolf Hitler. ¿Qué deberán hacer? ¿Matarlo y así borrarlo de la línea temporal y evitar el genocidio que iba a cometer? No os perdáis el final de una de las historias más apasionantes que surgió de la imaginación del talentoso guionista.

Y aquí  podríamos decir que terminó la etapa de Byrne en los 4F… Por desgracia, la presión de Shooter y el ofrecimiento de la competencia, DC Comics, para que el autor renovara (y con éxito) a Superman hicieron que con todo el dolor de su corazón el autor dejara (dejando el trabajo que también estaba realizando para Hulk) la Casa de las Ideas, a la que volvería tiempo después… Pero esa es otra historia.

En su afán completista, Panini incluye en este masivo tomo el último número escrito y dibujado por Byrne, el 293 USA, titulado “¡Central City no contesta”, principio de una saga que se encargaría de rematar un buen amigo del autor, Roger Stern, basándose en su argumento y que terminó de ser ilustrado por otro gran dibujante, Jerry Ordway… Y así se recopilan los números siguientes, hasta el 302, donde todavía la colección “olía” a Byrne, aunque ya no se encargara de ella. El volumen viene rematado por diversos números especiales creados por el autor (entre ellos la incompleta y definitiva historia protagonizada por Galactus…), así como una imprescindible galería de portadas, ilustraciones, commissions, etc… que convierten este despedida en un momento inolvidable, que quedará para siempre en el recuerdo de los que hemos disfrutado con las aventuras de esta peculiar familia.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× ocho = 40

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD