La urbe interminable

"Ciudad", Ricardo Barreiro, Juan Giménez (Astiberri)

En muchas ocasiones nos quejamos, pensativos, de la monotonía de nuestras existencias que se limitan a repetir, día tras día, las mismas tareas. Algo similar le ocurría a uno de los protagonistas de esta historia. Jean se encontraba cansado, hastiado de su vida y como si un malvado genio le hubiera concedido un deseo, de pronto ésta cambió radicalmente. Perdido en las calles de su localidad, llega a La Ciudad, un lugar nuevo, desconocido y terriblemente peligroso. Es salvado in extremis por Karen, una chica que, como él, ha llegado sin saber porqué a este sitio y sólo piensa en sobrevivir, cueste lo que cueste…

Y es que este lugar es como el Infierno definido por Dante, pero en vez de haber diferentes círculos, aquí se encontrarán en diversos lugares de la urbe, a cada cual más peligroso: Ciclópeos supermercados en los que si entras ya no vuelves a salir; peligrosos asesinos motorizados que te perseguirán incansablemente; congregaciones donde te acogen con los brazos, y colmillos abiertos… Y así durante doce paradas en las que los protagonistas se pondrán a prueba a ellos mismos, mientras superan peligro tras peligro, muchas veces sin poder creer lo que ven sus ojos (monstruos, inundaciones bíblicas…) ¿Lograrán, al final del camino, encontrar la salida de ese enorme laberinto? ¿Querrán marcharse y regresar a la realidad?

La historia contenida en este volumen me trae recuerdos de aquella revista (“1984″) de Toutain en la que fue originalmente publicada en capítulos mensuales, de los cuales, pocos, muy pocos, estuvieron a mi alcance. Eran otros tiempos y si la suerte te acompañaba podías encontrar algún ejemplar de la publicación o comic que seguías, pero resultaba casi imposible encontrarla mes a mes… Por lo que recuerdo alucinar con aquella historia que rememoraba a la del Flautista de Hamelin, los miles de ratas y, sobre todo, el dibujo de aquel Juan Giménez, un desconocido para mí en aquellos imberbes tiempos.

Con el paso de los años pude conseguir los dos álbumes de Toutain que recopilaba la saga completa y la disfruté como un enano, rellenando los numeroso huecos argumentales que no había podido leer en su momento. Y ahora Astiberri la reúne, por primera vez, un solo y magnífico tomo que hará que muchos lectores jóvenes puedan acceder a esta intrigante historia.

Y es que el tándem de argentinos Barreiro-Giménez crean aquí una enorme (como la propia Ciudad protagonista) metáfora de la sociedad, tanto la que ellos vivieron como la actual. Es una creación que no ha perdido ni un ápice de frescura, hablando de temas tan actuales como el consumismo, el poder de la religión, las leyes que nos acosan y aplastan… Pero, a la vez, es un enorme homenaje al cine de acción (Mad Max), al de terror (la aparición de los monstruos clásicos junto al Alien de H.R. Giger es genial), la literatura de género (H.P. Lovecraft) y multitud de detalles que Juan Giménez, ya por aquel entonces, un auténtico genio del dibujo, muestra al detalle con un blanco y negro detallado, espectacular.

La historia se ¿cierra? con el mayor homenaje de todos, la aparición del personaje de tebeos más famoso de Argentina. Él narrará a la pareja las vicisitudes que lo han llevado a esa ciudad, auténtico purgatorio, y les mostrará la única manera de salir de ella. ¿O tal vez no?

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


ocho + = 16

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD