Musa Negra

"¡Oh diabólica ficción!", Max (Ediciones La Cúpula)

La historia que abre, a modo de prólogo, este volumen, resume a la perfección la necesidad que el hombre ha tenido (y tiene) de la ficción. Ésta, narrada o escrita puede llegar a ser una droga, una necesidad vital que nos haga dejarlo todo, sacrificar nuestras posesiones sólo por conocerla y disfrutarla.

(Me levanté hace un rato, he desayunado rápido. Hoy va a ser una de “esas mañanas”, así que pongo manos a la obra. Ayer leí el nuevo cómic de Max, así que aún lo tengo fresco en la memoria para escribir la reseña.)

En este volumen Max crea un juego, un ficcionario en el que nos presenta al “culpable” de todas las historias. Un cuervo negro que desde los albores de la historia ha estado junto al hombre para, rozándolo con sus negras plumas, susurrarle al oído leyendas, cuentos, narraciones, fábulas que éste se encargaba de transmitir al resto de sus congéneres.

Publicadas en el País Semanal la mayoría, se recopilan en este volumen dando unidad a las peripecias de la demoniaca ave. Vamos a conocer el día a día de este diabólico pájaro: Su curiosa personalidad, ese perfil sádico que le hace jugar con los hombres como si fueran peones en  un invisible tablero de ajedrez. Pero, ante todo, él es un narrador, es el NARRADOR.  Y por ello nos llevas por los senderos de la ficción sin que nos demos cuenta de que la mayoría de las veces, mientras nos mantiene distraídos, nos está mintiendo como un bellaco. Pero como el escorpión de la fábula, esa es su naturaleza…

(Vaya, se está levantando viento. Mueve la persiana y hace un molesto ruido. Joder, nunca puedo escuchar bien la música mientras curro. Cuando no es una cosa (los vecinos) es otra. Pobre Mozart, no le tienen ningún respeto…)

Y Max, como el Creador de esta genial obra, se ríe de su personaje, el egocéntrico pajarraco, que está lleno de defectos: Subjetivo, cruel y bastante loco. No hay más que leer la historia en la que le éste le juega una mala pasada, una “bromita” a cierto Premio Nacional del Cómic o hace sufrir a una autora en sus carnes lo que supone tener una genial idea, para que al final no pueda utilizarla ni reclamarla. !El mundo de las ideas es así, amigos!

Una obra ésta que divierte a la vez que transgrede, que no se toma en serio a sí misma, aunque se traten temas de profunda importancia. Nada más y nada menos que el universo de la creación, pero en manos de un pájaro loco.

(¿Qué ruido es ése? Hay algo junto a la persiana. Me levantó, desconcentrado una vez más y cuando llego veo, de refilón, como unas plumas negras se apartan con rapidez del pretil de la ventana. Sea lo que fuera, se despide con una extraña risa o cacareo… Qué raro, ¿no?)

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


4 − = uno

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD