Un periplo alucinante más allá del tiempo y el espacio

"Marvel Héroes 60. Los 4 Fantásticos de John Byrne 2", John Byrne (Panini Cómics)

Resulta impensable en estos días, y era casi inaudito encontrarse hace años que en el staff de un comic-book de la editorial Marvel sólo figurase el nombre de un solo autor, que acaparaba las labores de guionista, dibujante y entintador (tan sólo el color lo dejaba en manos de otro profesional…). Era el principio de los años 80 y el nombre del artista John Byrne.

Si en el anterior tomo, el primero de cuatro, Byrne le fue cogiendo el punto a la serie de los 4F con una serie de inolvidables historias cortas, en éste se suelta la melena por completo y crea algunos de los arcos argumentales imprescindibles en la historia de esta familia de tipos con poderes (nunca los he considerado superhéroes, sino más bien héroes de andar por casa): En primer lugar el cuarteto se embarca en un viaje a la misteriosa e inexplorada Zona Negativa, hogar de una miríada de planetas, donde los protagonistas se van a encontrar tanto a civilizaciones poco avanzadas, cuyas vidas están amenazadas por una creciente urbe que parece tener vida propia; el interminable viaje espacial de una misteriosa nave y se enfrentarán en el planeta Mantracora a un enemigo tan letal como huidizo…

Pero el riesgo que se corre al atravesar ciertas puertas es que al quedar abiertas pueden dar paso a un villano con ansias de venganza, que tiene un elaborado plan para los habitantes de La Tierra, protagonizando uno de los momentos más brutales de esta colección, al atacar al desvalido hijo de Reed y Sue Richards, el pequeño Franklin.

El contenido de este volumen es tan completo que esta primera saga saltará de la colección protagonista a la de “Los Vengadores” y “The Thing”, dando una visión global de la trama, mientras el cuarteto trata de regresar, infructuosamente, a nuestro planeta. ¿Lo conseguirán?

Otra de las grandes historias implica a Galactus, el devorador de mundos, que en su ansia de supervivencia y guiado por su nuevo heraldo, Nova, va a absorber y destruir el Mundotrono Skrull. Este dramático suceso pondrá en el banquillo más tarde a Reed, que salvó la vida del coloso en el pasado.

Pero antes de este gran momento, disfrutaremos de como John Byrne, en pleno éxtasis creativo y sobre todo, siendo un gran conocedor de la historia de la colección, da explicación a un momento ya lejano que sucedía en la génesis de la ésta e implicaba a una patrulla skrull y a ¿unas vacas…? ¡La resolución no puede ser más ingeniosa!

Y por si todo esto no fuera ya suficiente, nos encontraremos con que el férreo gobernante de Latveria tiene corazón. Sí, amigos. El Doctor Muerte ha acogido a un joven muchachito, Kristoff, del que se convierte en tutor. Pero como no podía ser de otra manera, mientras hace esto ejecuta un letal plan para borrar del mapa a su archienemigo, con el que compartió días universitarios: Reed Richards.

Mientras todo esto sucede, Sue, la chica invisible, recibe la inesperada visita de un antiguo pretendiente, el príncipe Namor, que solicita su ayuda. Compartirá aventura con el grupo canadiense Alpha Flight en su propia colección que, aunque os parezca increíble, también era realizada por Byrne… (cuenta la leyenda que hubo una época en la que el dibujante realizaba las páginas directamente a tinta, prácticamente sin esbozarlas antes a lápiz).

El tomo está rematado por dos momentos cumbre, el ya citado juicio a Reed Richards, que lo pondrá en la palestra ante docenas de seres alienígenas entre los que se alzan dos, Lilandra del Imperio Shiar como acusación y El Vigilante como fiscal. Así como más de una sorpresiva aparición, entre la que destaca la del mismísimo ¡John Byrne!

Tras este momento tan dramático para el grupo, la pareja formada por Reed y Sue deciden adoptar unas identidades secretas y abandonar la base situada en el Edificio Baxter, lo que dará lugar a curiosas situaciones y en el futuro cercano a la inclusión en el grupo de un nuevo miembro, verdosa Hulka.

Una recopilación ésta que contiene material imprescindible para conocer las aventuras de esta “familia” algo disfuncional, que mientras se enfrenta a los problemas cotidianos debe salvar al Mundo cada dos por tres.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


siete × = 56

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD