La mano que mece la automática

"Torpedo 1936: Los relatos", Enrique Sánchez Abulí, Jordi Bernet (Evolution Comics-Panini Comics)

Luca Torelli es el peor tipo con el que te puedes encontrar, si lo ves venir de frente sabes que algo malo y definitivo va a suceder. Espigado, impecables traje y sombrero, guantes… Sí, mira hacia su mano derecha, puede ser señal inequívoca de lo que te va a suceder. Sabes que no hay vuelta atrás, la has cagado y el Ángel de la Muerte viene a por ti. Eso sí, al menos como deferencia propia de su carácter, seguro que hace algún juego de palabras o chiste con la situación que te acongoja. Siempre es mejor irse al otro barrio con una sonrisa en los labios, ¿no?

Torpedo es uno de esos grandes personajes del tebeo español, su guionista, Sánchez Abulí, plasmó en él todo su amor por un género, el negro, que por desgracia, no ha sido excesivamente cultivado en nuestro país. Inicialmente recreado en la página en blanco uno de los grandes genios de la viñeta, el norteamericano Alex Toth, su colaboración con el guionista sería muy breve debido a que el ilustrador consideró que la violencia y cinismo de aquellas primeras historias no encajaban con sus gustos. El se lo perdió, ¿o no? Tras la marcha del norteamericano entra en escena otro de los grandes, Jordi Bernet, dibujante por cuyas venas corre tinta china, heredero de una saga de artistas de los tebeos.

Es en ese momento cuando se produce la magia y los guiones de Sánchez Abulí se ajustan como un guante de seda a los dibujos de Bernet, que redefine el aspecto de Torelli, dándole ese aspecto de lo que es, un matón sin escrúpulos.

Pues bien, para los que os relamisteis de placer al comprar el integral con las peripecias del asesino a sueldo más famoso de los cómics, ahora va Panini y nos hace un último, y de agradecer favor, publicando en otro integral TODOS (¡quince!) los relatos que Sánchez Abulí escribió para la prematuramente fallecida revista Thriller, un par de Almanaques Creepy y, sobre todo, la revista Playboy.

En estos cuentos cortos regresa el cinismo de Torelli, las mujeres fatales, algunas fatalmente tontas; los mastuerzos, otros asesinos, capos de la mafia, tiroteos, muerte… En fin, la esencia del personaje y su ambiente. Cada relato viene prodigiosamente ilustrado, como no podía ser de otra manera, por Bernet, dándole el contrapunto gráfico al tema.

Por si esto fuera poco, a continuación podemos encontrar el guión original de una película protagonizada por el personaje, que después de muchos dimes y diretes, tiras y aflojas, no llegó a buen puerto. Pero, quién sabe, el texto está todavía ahí, por si algún avispado productor (a ser posible americano, que son los que tienen la pasta) vuelva y lo recupere del limbo. De todo ello y mucho más nos habla José Luis Córdoba en un imprescindible prólogo.

Y para finalizar una extraordinaria galería de ilustraciones de Jordi Bernet donde vuelve a demostrar (como si hiciera falta hacerlo) que ha sido, es y será el Maestro del blanco y negro.

Un volumen que, casualmente, ha venido refrendado por el Gran Premio del Saló del Cómic de Barcelona que le ha sido concedido a Enrique Sánchez Abulí. Merecidísimo. Y es que, a veces, las historias terminan como deben. Bien.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


cinco + = 10

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD