Espadas ensangrentadas

"Carroñero", Ricardo Vilbor, Vicente Montalbá (Ediciones La Cúpula)

El campo de batalla después de una lucha encarnizada. Los buitres, hambrientos, sobrevuelan los restos de miembros cercenados, cuerpos ensangrentados. Entre todo este caos se confunden a los miembros de uno y otro bando. En la muerte no hay rangos: Soldados rasos, generales, príncipes y reyes… ¿Qué permanece tras el horror bélico? El silencioso roce de La Parca, que viene a recoger los frutos de su abundante cosecha…

En ” Carroñero”, sus autores, Vilbor y Montalbá nos hablan de una gran batalla por la ciudad de Tarsis, urbe colosal en la que vamos a conocer al protagonista del relato, un tipo con el que no os recomendaría quedaros a solas en una habitación. Su objetivo es claro, ha llegado hasta ahí para conseguir un preciado botín. Ladrón, pendenciero, asesino sin remordimientos. Una serie de rocambolescos hechos lo llevará a despertar en medio de un inevitable conflicto, así como su obligada participación en él.

Pero una vez equipado con su armadura y espada, los soldados que están junto a él se percatan de algo. Este hombre taciturno, que no suelta prenda sobre su identidad, es nada más y nada menos que el legendario Khanis Fhou, “El Mastín”, el guerrero más letal que nunca existió en estas tierras. Pero tras esa fachada dura e impenetrable se esconde, entre las brumas del recuerdo, el dolor, el desgarro por unos hechos del pasado que marcaron, y marcarán el resto de la existencia de este hombre al que, en el presente, solo mueve la codicia.

Ricardo Vilbor compone en esta historia un alegato contra los conflictos, sumergiéndonos de cabeza en uno, un sinsentido en el que, por desgracia, el entrechocar de las espadas y hachas silencia al diálogo. Por su parte, el ilustrador Vicente Montalbá, con su particular estilo, nos traslada a aquellos tiempos del underground, recordando poderosamente al Robert Crumb de Zap Comix con unas páginas que uno devora con pasión.

Los autores se alejan de modas y componen una historia muy personal, terriblemente entretenida, y con varias sublecturas que nos hacen volver a sus páginas en repetidas ocasiones.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


siete + 5 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD