El largo y tortuoso (pero no menos brillante) camino

"Los Invisibles, libro 1", "7 Soldados de la Victoria, vol. 2 y 3", Grant Morrison, VV.AA. (ECC Ediciones)

Hace ya un buen montón de años, mientras esperaba a un amigo en el Saló del Cómic de Barcelona (no recuerdo si fue en las Atarazanas o el Mercat del Born…) alguien me señaló que, a pocos metros de mí, estaba Grant Morrison. Eran otros tiempos y el fenómeno fan aún no estaba en su apogeo, por lo que su presencia pasaba totalmente desapercibida. Me quedé observando con todo el disimulo que pude a aquel tipo, que físicamente me recordó al desaparecido músico Antonio Vega y que, tímidamente y de reojo, miraba a la gente que pasaba junto a él sin hacerle mucho caso.

Creo que el guionista escocés acababa de dejar su genial sello en la serie “Animal Man”, cuyas páginas me habían dejado en estado de shock. Publicadas por la editorial Zinco en nuestro país, habían supuesto un verdadero jarro de agua fría para los que buscábamos algo más que repetitivas aventuras de tipos enfundadas en mallas de colores…

Lo que yo desconocía es que aquel tipo al que tuve tan cerca venía padeciendo un proceso depresivo que llegaría a su culmen a principios de los años noventa. Convertido ya en un autor de culto, con revisiones tan personales como las peripecias de “Kid Eternity” o la desquiciada “Doom Patrol”, Morrison se sumergió en un proceso de metamorfosis, de cambio personal que lo llevaron a viajar en cuerpo y espíritu a lo largo y ancho del planeta, transformándose con el tiempo en el autor que hoy en día es: trajeado, pelo rapado y una actitud totalmente opuesta a la que reflejaba en aquellos primeros tiempos. ¿Y qué mejor terapia que la de la propia creación?

 

Con “Los Invisibles” Morrison nos regala su obra más personal, creando un grupo de personajes y situaciones que nos llevarán en un viaje sin retorno. El joven Dane, un chico rebelde y violento, sufrirá en sus propias carnes lo que significa ser reclutado por este grupo de radicales soldados. Inmerso en una pesadilla psicodélica, de la mano de un vagabundo llamado Tom, recorrerá un Londres nuevo, desconocido, que se abre ante sus ojos y lo alerta de los peligros a los que deberá enfrentarse si pasa a formar parte de este ejército secreto. Será salvado en última instancia del horror de un reformatorio que transforma a los jóvenes rebeldes en robots sin alma y finalmente, dejará atrás su pasado e identidad para convertirse en el quinto miembro de la célula londinense. A partir de ese momento será Jack Frost.

Y casi sin tiempo para recuperarse, viajará en el tiempo con sus compañeros a la Francia revolucionaria, cuyas calles impregnadas de sangre eran el símbolo de la libertad. “Arcadia” es el título del segundo arco argumental y a la vez que somos testigos de la existencia de poetas y escritores como Lord Byron o Percy Shelley, acompañaremos al grupo de Invisibles en la búsqueda de un nuevo aliado, el orondo Marqués de Sade. Lo que el grupo desconoce es que sus enemigos han descubierto su escondite y un terrible asesino psicópata, Orlando, va a hacer su aparición…

El “nuevo” Morrison tiene dos facetas en el mundo de los cómics. La más personal ha parido obras como “Sebastian O”, “Mata a tu novio”“The Filth”, “Vimanarama” o “Seaguy”… Cómics estos para gente con un gusto alejado de las obras mainstream, exploradores de otros mundos, realidades paralelas a la nuestra pero tremendamente diferentes… Y por otro lado, tenemos al guionista estrella, que cada vez que posa su mano sobre una colección hace que las ventas se disparen, como ocurrió con su celebrada etapa en “Batman”, o su novedosa versión del Hombre de Acero dentro de los New 52

 

 

Y nos detenemos en la saga de “7 Soldados de la Victoria”, que junto a la anterior está siendo publicada por Ediciones ECC, en la que siete olvidados y olvidables personajes de DC Comics pasaban por las manos del guionista para regresar con más fuerza que nunca: una terrible amenaza se cierne sobre nuestro mundo, ya que la oscuridad tiene un nombre, pocas veces pronunciado, pero que solo trae muerte y desesperación allá donde quiera que va…

Estos héroes, cada uno en solitario y desconociendo la existencia del resto, serán testigos de esta invasión y deberán detenerla.

Klarion, el niño brujo que emprende un viaje a la superficie, donde se encontrará con el Sr. Melmoth, un tipo que esconde oscuros planes tras su amplia sonrisa. El chico se convertirá en adalid de su pueblo de brujos y tendrá que enfrentarse a la superstición de sus propios conciudadanos.

El Caballero Brillante, expulsado de su mundo, despojado de su corcel y entre extraños, tendrá que enfrentarse tanto a la incredulidad de las fuerzas del orden como a la amenaza que suponen las hordas de Sheera, así como algún caballero de Camelot, que ahora ha sido convertido en un arma de destrucción.

Guardián continúa con su heroica actividad, en este caso tendrá que salvar a los visitantes de un parque temático, cuyos robots han tomado conciencia, transformándose en crueles asesinos. Pero la vida del cruzado no es fácil y tendrá que decidir entre continuar o perder al amor de su vida. Sólo la revelación de la verdadera identidad de su jefe hará que vea las cosas con claridad.

 

Zatanna, la maga más sexi del Universo DC, continúa su viaje con la jovencita Misty y tendrán que enfrentarse a un terrible descubrimiento, la naturaleza real de la muchacha, que hará que todo lo que hemos conocido hasta el momento cambie para siempre…

Mister Milagro, o Shilo Norman (nada que ver con el creado con Jack Kirby), es el mago del momento. Realiza arriesgadas proezas que tienen al público encandilado. Pero la última, internarse dentro de un agujero negro, hacen que el artista del escapismo se vea atrapado en una pesadilla y que su existencia cambie para siempre, si es que puede sobrevivir a los desconocidos que quieren borrarlo del mapa.

Bulleteer sufre un doble golpe en su vida, por una parte la muerte de su marido Lance, creador de la intelipiel, un recubrimiento que hace prácticamente indestructible a quien lo porta. Y así comienzan los días como heroína de Alix y sin comerlo ni beberlo, formar parte de este septeto de defensores sobre cuyas cabezas se ha puesto precio…

Y finalmente, Frankenstein, que regresa de la muerte para  terminar con la letal amenaza encarnada en ¿el friki de un instituto? Nada es lo que parece en esta saga y el monstruo vuelve a caminar entre los hombres, no sin antes eliminar de un espadazo al letal ser en el que se ha convertido la diana de todas las burlas del lugar.

En fin, dos lecturas radicalmente opuestas, pero no por ello menos apasionantes y ambas de la mano de un talentoso grupo de dibujantes: Steve Yeowell, Jill Thompson, Frazer Irving, Cameron Stewart, Ryan Sook, Simone Bianchi, Pasqual Ferry… Todos comandados por la mano firme de uno de los grandes creadores de la viñeta. Morrison, Grant Morrison.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× 1 = nueve

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD