Ceci n´est pas une bande dessinée

"Bardín el Superrealista", Max (Ediciones La Cúpula)

¿Por qué yo? Esa es la principal pregunta que Bardín, un señor bajito y cabezón se hace constantemente desde el momento en el que “ascendió” a ese lugar desconocido, la Superrealidad. Allí, sin comerlo y sin verlo, un cánido buñueliano le hizo un regalo envenenado: Podría ver lo que el resto de los mortales no pueden y acceder a ese “otro mundo”. Y eso no es todo, él mismo se ha convertido en un lienzo que ojear con detenimiento, explorando cada recoveco de su fisiología, con resultados no demasiado positivos.

En estas viñetas de Bardín lo vamos a ver compartiendo acalorados debates con su amigo Cirlot, al que resuelve la papeleta de esbozar lo que finalmente se convierte en una arenga, un toque de atención del autor a muchos compañeros de profesión. Max habla a través de la boca de su personaje. El protagonista también explorará la desconocida historia de algún que otro santo patrón y se divertirá de lo lindo con una inigualable batalla poética, salpicada de aroma a coñac.

Pero las capacidades del hombrecito lo hacen poder enfrentarse en simpar justa dialéctica nada más y nada menos que con Dios, o al menos eso es lo que la entidad ha venido creyendo hasta que se encuentra con Bardín, que como buen descreído, lo hace arrodillarse, se mofa de él y todas sus supuestas y divinas caras… ¿O realmente sí que hay algo o alguien que nos observa, omnipotente?

Max, ese genio de las viñetas, se lo pasa pipa con las tribulaciones de su personaje y, de paso, hace guiños y homenajea a su particular manera al universo de Luis Buñuel e introduce a su creación en el desasosegante cuadro titulado “La pesadilla”. Dentro de él, el pobre Bardín va a ser torturado hasta la extenuación por un maléfico gato y su amigo, un caballo. De todas maneras, al venganza es un plato que se sirve frío… Y si no esperad a “El ruido y la furia”, la última historia del volumen, donde Bardín da cuenta, en una enloquecida huida hacia adelante, de todos sus fantasmas personales.

Un libro éste que reúne todas las apariciones del personaje y que viene a constatar, si es que hiciera falta hacerlo, que Max es uno de los grandes del Cómic en nuestro país. Cinismo, religión, sueños, cine, el 11-M… Todo esto y mucho más podemos encontrar en un tebeo que divierte y, sobre todo, hace pensar.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− seis = 1

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD