Regreso al pasado

"The Terminator. 2029-1984", Zack Whedon, Andy Macdonald (Aleta Ediciones)

La gente puede cometer locuras por amor. Ben y Paige eran amigos, compañeros de fatigas. Entre ellos siempre había existido una atracción latente que no se hizo realidad hasta que un suceso encendió la llama de la pasión. Por fin sus cuerpos pudieron encontrarse, era algo inevitable. Pero la relación fue cortada de raíz, la desgracia hizo que la joven falleciera y dejara a Ben más solo que nunca…

Pues bien, esta desgraciada historia de amor es la ruedecilla que se mueve tras el mecanismo de otra gran historia, una saga creada por James Cameron que todo buen aficionado al cine conocerá: “Terminator”. Los jóvenes pertenecen al grupo de supervivientes humanos que luchan en una guerra sin cuartel contra los sangrientos T-800. Ellos estarán codo con codo junto a Kyle Reese, que al principio de esta historia desconoce el vital papel que va a jugar para la salvación de la humanidad.

Pero en volumen que contiene las dos miniseries de las que se compone la historia vamos a ser testigos de excepción de esos “huecos” que desconocíamos en la historia de Kyle, Sarah y John Connor. Y todo gracias al viaje al pasado en el que se embarcará Ben, cuyo único objetivo es cambiar la historia y poder recuperar al amor de su vida, Paige.

Claro está que el papel de Ben en la trama va a dar pie a interesantes cambios con respecto al argumento por todos conocido. Nos vamos a encontrar con curiosas paradojas, visitantes inesperados y por primera vez estaremos tras las bambalinas, viviendo la génesis del proyecto Skynet, y cómo la ambición humana, de la mano de la poderosa empresa Cyberdine, hizo que el apocalipsis estuviera un poco más cerca.

Y todo esto regado por una buena cantidad de escenas de acción, ya que como sabéis, los Terminators son imparables y en su chip tienen grabada una misión, acabar con la vida del futuro salvador de la raza humana. Da igual lo que se les enfrente, las balas difícilmente los detendrán, y sólo una buena ración de heroísmo, con algo de suerte, hará que nuestros protagonistas puedan salvar el pellejo. Aunque, claro está, en el camino habrá más de una baja…

Llevar el apellido Whedon es sinónimo de calidad y Zach posee ya una dilatada trayectoria como guionista, tanto para la pequeña pantalla (“Deadwood”, “Rubicon”, “Fringe”…) como en los cómics, donde ha sabido completar y continuar historias creadas por su talentoso hermano Joss (“Firefly”, “Doctor Horrible”…). Es un magnífico dialoguista y nos plantea una trama que se lee de un tirón.

En el apartado gráfico, Andy Macdonald, ofrece un trabajo ajustado, sin estridencias gráficas, muy adecuado para la historia que está contando, evitando los epatantes retratos de los actores originales, cuyos personajes reconocemos a la perfección, recordando por momentos al trazo de otro gran ilustrador, Gene Ha.

En fin, nunca se jugó tanto y tan bien con los viajes temporales. El pasado y el futuro unidos, la supervivencia de los humanos en una frágil balanza. ¿Habrá esperanza al final del camino?

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ uno = 2

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD