Cuando el guionista es la estrella

"Batman. El tribunal de los búhos", Scott Snyder, Greg Capullo; "El resurgir", Scott Snyder, Sean Murphy; "La Cosa del pantano. Libro 4", Alan Moore, Stephen Bissette y otros.

A estas alturas de la película es bastante obvio el papel, la importancia, que tiene el guionista en un cómic. Su labor consiste en crear una historia interesante, a veces rompedora y, en el caso de los comic books norteamericanos, relanzar a tal o cual personaje, algunos de los cuales descansa, semi olvidado, en un imaginario desván. Es por todo esto que me gustaría abordar la reseña de estas tres novedades de ECC desde el punto de vista del escritor de tebeos, a veces ignorado u olvidado injustamente tras unas bonitas ilustraciones. Comencemos dando un salto en el tiempo, concretamente a los años ochenta:

ENTONCES. El británico Alan Moore demostró número a número que no hay personaje malo, y de qué manera. La Cosa del Pantano había tenido una breve época de esplendor pero poco a poco se había convertido en uno de esos personajes a los que, aparentemente, no se les podía sacar partido… Craso error. Moore recreó su origen y verdadera personalidad y llevó a la criatura (no humana) al mundo del Verde, la naturaleza, el corazón del planeta. Una vez hecho esto lo enfrentó al mal puro reencarnado en su archienemigo Anton Arcane, de cuya sobrina se enamoraría locamente, atreviéndose a burlar a la muerte para salvarla del Infierno…

Fue entonces cuando el personaje estaba preparado para enfrentarse a la oscuridad, al horror más absoluto. Y esa saga se llamó “American Gothic”. En ella Moore redefinió muchos clásicos del terror: Los licántropos, zombis, vampiros… pasaron por el teclado de su ordenador, mostrando facetas originales y horripilantes nunca antes vistas.

Y es precisamente en este cuarto volumen de las andanzas del musgoso ser cuando la saga llega a su punto álgido, no sin antes mostrarnos los efectos que pueden hacer la ingestión de los frutos que crecen en el cuerpo de la Cosa, así como enfrentarlo a una casa embrujada… Pero llega el momento de lanzarse de cabeza a lo desconocido, la oscuridad viva y no lo hará solo. El cínico John Constantine, que le sirvió de guía en el espantoso sendero, será uno de sus aliados, así como otros personajes del panteón sobrenatural de la editorial DC Comics: The Spectre; Deadman; Zatanna y su padre, el mago Zattara; el Doctor Fate… Una poderosa legión de soldados que intentarán impedir que el Mal termine con nuestro mundo…

Un clásico absoluto de la historia de los cómics en el que seria injusto olvidar a los ilustradores que llevaron las pesadillas de Moore al papel en blanco: El magnífico dúo compuesto por Stephen Bissette y John Totleben; Stan Woch; Rick Veitch; Alfredo Alcalá

Volvamos a dar un salto en el tiempo, ahora hacia adelante.

AHORA. De vez en cuando surge un guionista estrella, con un talento especial, original en sus planteamientos y poseedor de una capacidad de trabajo asombrosa. Ha sido el caso de Scott Snyder, que en relativamente poco tiempo ha tomado las riendas de varias colecciones de DC, insuflándoles nueva vida. Una de ellas fue, curiosamente, la protagonizada por La Cosa del Pantano. Aunque la que le ha llevado ala fama es la del Caballero Oscuro. Enmarcada dentro de esta enésima vuelta de tuerca al Universo DC llamada Los Nuevos 52, Snyder fue plantando su semilla en los guiones en los que el manto oscuro de Batman fue tomado por Dick Grayson, tras la desaparición de su mentor y amigo Bruce Wayne. Asimismo, en la miniserie “Puertas de Gotham”, el escritor nos llevaba al pasado de la ciudad oscura, desvelando datos y misterios que afectarían al futuro de su más famoso defensor.

Y de ahí llegamos a la magnífica saga recopilada en este volumen, “El tribunal de los búhos”, en el que el investigador descubre, a través de un sangriento asesinato, unas pistas que conectan directamente con esta misteriosa organización, que parece haber puesto precio a su cabeza. A partir de ese momento, la existencia de Batman se convierte en una descontrolada montaña rusa, en la que su estabilidad mental será puesta a prueba, así como su vida.

Hacía mucho, mucho tiempo que un guionista no creaba un nuevo villano a la altura del Hombre Murciélago y Snyder lo hace con un sobresaliente de nota. El misterio, la violencia y la terrible historia que se esconde detrás de estos letales búhos, nos mantendrán pegado a sus páginas hasta que lleguemos a la resolución de la saga.

Y como no podría ser de otra manera, Snyder se acompaña por uno de los mejores dibujantes de superhéroes del momento: Greg Capullo, al que ya conocíamos por su trabajo en la longeva serie “Spawn” y en la policiaca “Sam & Twitch”. En “Batman” vemos al mejor Capullo que, en estado de gracia, realiza un tebeo espectacular.

Pero por si esto fuera poco, el grueso tomo incluye una serie de historias de complemento, algunas de ellas ilustradas por el brasileño Rafael Alburquerque, con el que Snyder ha recreado el mito del vampiro en la magnífica “American Vampire”.

Y para terminar, Scott Snyder nos sumerge en las más oscuras profundidades del océano con “El resurgir”, una maxiserie de diez números publicada en el sello Vertigo, recopilados aquí en un volumen. En ella conoceremos a la Dra. Lee Archer, una especialista en la vida que se esconde bajo los mares. De improviso es reclutada por el agente Aster Cruz y conducida a una base en la que la espera un grupo de entendidos como ella, además del esquivo y misterioso Meeks.

¿Qué terrible misterio se esconde desde hace miles de años bajo las aguas?

Sin querer dar muchas pistas sobre el argumento solo diré que la acción dará un enorme salto temporal hacia el futuro, donde se nos presenta a la otra protagonista del relato: Leeward. Junto a su delfín Dash tendrá que luchar contra la amenaza que surgió de las profundidades.

Ciencia ficción y terror se unen en una historia ilustrada por Sean Murphy (“Punk Rock Jesús”), con el que Snyder ya colaboró en la miniserie “American Vampire: Selección Natural”.

Un trío de cómics a cual más apetecible.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ 9 = dieciséis

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD