Pasa la vida…

"Kiosco", Juan Berrio (Dibbuks)

Uno de los personajes de la película “Hesher”, concretamente una anciana, dice la siguiente frase: “La vida es como la lluvia, puedes correr y esconderte, buscar un paraguas, pero siempre al final acabas mojado”. En estas acertadas y filosóficas palabras se esconde parte de la esencia de la última obra de Juan Berrio (“Miércoles”), un auténtico poeta de las viñetas. Y es que en este cómic, la ausencia de palabras delinea la existencia de su protagonista, el positivo dueño de un kiosco situado en un enorme parque, a las afueras de la ciudad. Se nos narra con acertado ritmo, el día de este señor. Los minutos van pasando (hornea unos croissants, se dirige en su bicicleta al trabajo…) y nosotros, el lector, somos observadores de su existencia, tan similar a la que podemos tener nosotros.

La sonrisa del camarero (y pintor aficionado) se va transformando en fastidio al ver como los viandantes, solitarias islas, pasan de largo ante su kiosco. Pensativos, tristes, con prisa, enganchados al móvil… Todos y cada uno de ellos parece tener un destino. Y por desgracia, no se trata del agradable negocio regentado por el protagonista. Y por si fuera poco, el soleado día desaparece tras las oscuras nubes de tormenta, lo que hace que el lugar se quede, en cuestión de segundos, vacío…

¿Conseguirá el protagonista algún cliente? ¿Cómo terminará su día?

Berrio juega con el formato apaisado y nos ofrece unas páginas que pasan a increíble rapidez, con una historia sencilla en apariencia pero en la que, con una segunda lectura, nos podemos encontrar con los elementos que definen a la sociedad y forma de vivir actuales. Esa “burbuja” individual en la que vivimos, que nos aísla de la realidad que nos rodea, eliminando el contacto humano, una mirada, un saludo…

El autor también consigue el milagro de que de sus páginas ilustradas salga el olor del buen café, el aroma de unos croissants recién hechos, de la hierba mojada.

¿Habrá esperanza para todos nosotros? Tal vez la lectura de esta magnífica obra logre, una vez terminada, que al levantar la vista nos demos cuenta de todo lo que nos rodea.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 3 = uno

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD