A través de la viñeta

"Opus", Satoshi Kon (Planeta DeAgostini)

En los últimos tiempos, los amantes de la obra gráfica del prematuramente desaparecido Satoshi Kon hemos estado de suerte, ya que la editorial Planeta DeAgostini está publicando su obra manga: “Regreso al mar”; “Historias cortas de Satoshi Kon”; “Seraphim”… (ojalá que en breve hagan lo mismo con “World Apartment Horror”, en la que trabajó con su “maestro” Katsuhiro Otomo).

En “Opus” nos encontramos metidos en una aventura futurístico-fantástica: Unos jóvenes con poderes psíquicos, Satoko y Rin, se enfrentan al malvado líder de una secta, El Hechicero. Imposibles coreografías y piruetas visuales se van alternando en las páginas de este manga, titulado ¿”Resonance”? Pero, un momento, ¿no se titulaba “Opus”? Estamos dentro de otro cómic, la relativamente exitosa creación del, por momentos, indolente Nagai, un autor de manga que ya lleva dibujados varios volúmenes de las aventuras de estos chicos.

Pero el hartazgo que siente lo hace querer terminar con la historia de la forma más radical posible, haciendo que su protagonista y el villano se maten del uno al otro… El editor de Nagai no está muy conforme con esta idea e intenta convencerlo para que entregue las páginas y, sobre todo, no mate a su creación más exitosa.

Pero entonces sucede algo extraordinario. El joven Rin aparece en esa última doble página en la que es sacrificado y la roba, creando a la vez un portal a ese mundo ¿ficticio? creado por un estupefacto Nagai, que sin comerlo ni beberlo se ve sumergido en la misma aventura que él ha creado…

A partir de aquí todo será locura y acción. La heroína de la historia, la agente Satoko, no cree a Nagai. Piensa que es un demente mientras son perseguidos y atacados por el letal Hechicero. A la vez, las leyes de este mundo en dos dimensiones se rasgan, dando rienda suelta a una serie de extraños fenómenos que van a golpear de lleno al descontrolado dibujante.

Satoshi Kon juega a la metaficción en esta obra, divertida y original a partes iguales y muy influenciada en lo gráfico y argumental por la obra de Otomo (el recurrente tema de los jóvenes con poderes psíquicos…) pero que éste hace suya, conduciéndonos por un laberinto en el que llegará un momento en que no podremos distinguir la realidad de la ficción…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


ocho − = 6

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD