Disparen sobre el detective

"Stumptown: El caso de la chica que se llevó el champú (pero se dejó el mini)", Greg Rucka, Matthew Southworth (Planeta DeAgostini)

Estamos acostumbrados, cuando nos aproximamos a una obra de genero noir o misterio, a  encontrarnos bien con detectives de “alto nivel” como Sherlock Holmes, Hércules Poirot… o, situándonos en la novela negra pura a dura, a tipos duros, reflexivos, agrios como Sam Spade, Mike Hammer… Pero entre estas dos tipologías podemos encontrar al “detective de andar por casa”, el que más se acerca a la realidad. Gente que lo mismo podían estar vendiendo seguros o despachando en la barra de un bar, pero que la necesidad ha hecho que se dediquen a una profesión que les van a dar pocas, poquísimas satisfacciones y sí muchos quebraderos de cabeza…

Portland, Seattle. Una ciudad donde la humedad de la lluvia ha calado en los corazones de sus habitantes. Uno de ellos es la protagonista de este cómic, Dexedrine “Dex” Parios… Curioso nombre, ¿verdad? Con él solo podía haber sido dos cosas en esta vida: Artista multidisciplinar o huelebraguetas… Perdón, detective privado. Aficionada al juego en los casinos pertenecientes a la comunidad india, la deuda que soporta es cada vez más grande, lo que la hace aceptar un nuevo caso. Debe encontrar a una chica desaparecida, Charlotte, la hija de la propietaria del casino preferido de Dex. En principio parece el típico caso de chica rebelde que quiere llamar la atención marchándose unos días. Pero, como si se tratara de un lienzo en blanco, el caso va a ir emborronándose, ensuciándose cada vez más y mostrando una realidad terrible y letal.

Hablar del guionista Greg Rucka es citar a uno de los pocos escritores de cómic que han introducido el género negro en sus historias. En el recuerdo queda el imprescindible mano a mano que él y Ed Brubaker (otro de los grandes del noir comiquero) tuvieron en “Gotham Central”, una de las mejores incursiones en el género de los últimos años.

Otra característica de Rucka es lo bien que recrea la personalidad femenina en sus historias: Reneé Montoya (uno de los pocos personajes abiertamente homosexual del universo DC); Carrie Stetko, Tara Chance, Kathy Kane… Así hasta llegar a Dex, Dex Parios. Treintañera, jugadora, bebedora, solitaria, con un hermano retrasado por el que todos se interesan…

Y a los lápices nos encontramos a Mattthew Southworth, que cumple a la perfección su cometido, con un dibujo sin estridencias, que se ajusta a la historia como una media de seda.

En este primer volumen de “Stumptown”, los aficionados al género policial se van a encontrar una historia absorbente, muy real y que demuestra que el peligro puede llegar a estar mucho más cerca de lo que imaginamos.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 1 = dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD