Desde Providence con terror

"Desde el más allá y otras historias", Erik Kriek (Ediciones La Cúpula)

Me recuerdo, casi imberbe, pero impenitente y avezado lector del género fantástico-terrorífico. Lo había pasado mal/bien con las novelas y relatos de Stephen King, Poe… Pero no fue hasta un día en el que un compañero de clase me recomendó los escritos de H.P. Lovecraft que no descubrí una nueva faceta, oscura, húmeda, tentacular, del terror… Ese horror cósmico, inabarcable por la mente humana, que casi siempre terminaba con la locura del protagonista y una gran cantidad de canas que añadir a su cuero cabelludo.

Howard Phillips Lovecraft no tuvo una vida de éxitos literarios, todo lo contrario. A su personal carácter se unieron una serie de factores, entre ellos la enfermedad, y no fue hasta muchos años después en que aquellos relatos se recopilaron en volúmenes que el público, ávido de nuevas sensaciones, recibió con los brazos abiertos, reconociendo su indiscutible calidad y siendo colocado en el lugar de la historia de el género de terror que tenía reservado por méritos propios.

Desde entonces la obra del habitante más conocido de Providence, Nueva Inglaterra, ha sido adaptada en varios medios, no solo el literario, donde tras el fallecimiento del autor surgió una apasionada legión de discípulos que continuaron el camino descubierto por él, enriqueciéndolo y creando todo un panteón de lo oscuro: Clark Ashton Smith; August Derleth; Lord Dunsany; Ambrose Bierce; Robert W. Chambers; Robert E. Howard y muchos más, coetáneos algunos y de los que podréis disfrutar en un volumen imprescindible para todo buen amante de lo oscuro, titulado “Los Mitos de Cthulhu”.

En el medio cinematográfico también han existido varias incursiones, pero sobre todo me gustaría recordar un par, debidas al mismo director, Stuart Gordon, que aunque no eran para nada fieles, si supieron revitalizar y traer a la palestra los relatos de Lovecraft. Eso sí, añadiendo algo de picante a la ecuación. Imposible olvidar a la sexi Barbara Crampton, que siempre aprovechaba para enseñar chicha cuando se veía acosada por el mal en “Reanimator” y “From Beyond”, dos joyitas a recuperar.

Pero regresemos a las viñetas. En ellas, creo que el máximo adaptador de este universo ha sido el maestro Richard Corben. Tanto en su etapa de historias cortas, la mayoría nacidas dentro de fanzines de la época; como en esa maravilla titulada “Bloodstar”, que, aunque adapta una historia nacida de la pluma del padre de Conan el Bárbaro, da vida y forma a un monstruo totalmente lovecraftiano… Muchos años después, Corben adaptaría con fidelidad varios relatos en una miniserie publicada por Marvel en su sello Max, titulada “H.P. Lovecratd´s Haunt of Horror”.

Otro gran ilustrador que supo meterse en los opresivos ambientes de Nueva Inglaterra fue Berni Wrightson, el mago de la plumilla. No hay más que rescatar “Aire frío”, por poneros sólo un ejemplo…

Y llegamos a Erik Kriek, artista holandés, multidisciplinar, que nos introduce de cabeza en los paisajes lovecraftianos, sus gentes, el pueblo de Innsmouth, un meteorito que transporta lo extraño en su interior, el “retrato” de un ser venido del más allá, otras dimensiones, pobladas por seres extraños y mortíferos…

Kriek retrata a la perfección los relatos de Lovecraft, con un estilo que recuerda al mejor Wally Wood, algunos tramados y entintados de Charles Burns (otro genio de lo extraño) y que compone con este puñado de historias un tapiz del que no podemos apartar los ojos, aunque estemos congelados por el mayor y más profundo de los terrores…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× 2 = dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD