La noche de los mil monstruos

"Usagi Yojimbo: Yokai", Stan Sakai (Planeta DeAgostini)

El sendero del samurái no termina, y como siempre, encontramos a Usagi Yojimbo, el conejo ronin (sin amo) caminando por un tenebroso bosque cuando empiezan a caer las sombras. El guerrero huele problemas, ya que precisamente esa noche es llamada oborozuki-yo, y es cuando todos los monstruos de la mitología y superstición nipona aparecen. En efecto, sin casi tiempo para prepararse, es acosado por varias criaturas espectrales, algunas como  el sansho, que dan más risa que miedo. Aunque hay otras como el nurikabe o el nue, que sí suponen un peligro real para el conejo espadachín. Su katana no podrá hacer frente a esta horda de seres que parecen tener un propósito algo distinto, y más peligroso para la humanidad, al habitual.

Cuando el guerrero ha aceptado una muerte segura ante uno de los monstruos, aparece como por arte de magia (y nunca mejor dicho…) Sasuke, el místico con el que Usagi se ha cruzado en más de una ocasión (“Sumi-e”) y que posee los conocimientos y poderes necesarios para repeler este ataque del Más Allá, ya que es un maestro de las artes oscuras (maho). Éste le explica que los Yokai intentan conquistar nuestro mundo, pero para ello necesitan un alma humana, perteneciente a una niña secuestrada. El mago y el samurái se alían de nuevo para acabar con una interminable y letal horda de seres. Aunque, como ya se sabe, todo lo relativo a ese mundo es oscuro y engañoso, dando la historia un giro final, inesperado y trágico, y en el que un secreto del pasado de Sasuke será revelado.

Hace cinco años se cumplían veinticinco de las primeras aventuras de este orejudo guerrero y en la editorial Dark Horse quisieron celebrarlo ofreciéndole la posibilidad a su prolífico y multipremiado  creador (ya lleva recopilados 28 libros, que engloban 138 comic-books), Stan Sakai, de ilustrar una novela gráfica en color, ya que como todos sabéis la colección regular es en blanco y negro. Las portadas del Maestro Sakai siempre han llamado la atención de los aficionados y era la ocasión perfecta.

Con unos maravillosos colores de acuarela, Sakai nos introduce en una aventura vertiginosa, que en apenas 58 páginas nos hace devorar esta peripecia repleta de curiosos seres de ultratumba, en una pequeña gran joya que forma parte de la ya larga vida (en papel) de este personaje. El libro se complementa con una interesante entrevista al autor donde nos desvela su método de trabajo y documentación para esta singular obra.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ cinco = 7

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD