Arriba y abajo

"Koma", Pierre Wazem y Frederik Peeters (Dibbuks)

En la superficie. Un mundo ocupado por enormes edificios, fábricas que no detienen nunca su producción y altas, ciclópeas chimeneas que casi impiden ver el cielo. Los habitantes de la ciudad van de un lado a otro como hormigas, realizando su labor. Nadie se sale de su camino si no quiere ir a parar a las terribles minas, lugares de donde poca gente regresa.

En las profundidades. Una extraña raza humanoide se ocupa del perfecto funcionamiento de unas grandes maquinas llenas de palancas, tuercas y botones. Viven en la oscuridad, entre laberínticos túneles y se comunican entre ellos en un extraño lenguaje. Están comandados por un superior, uno de estos seres que se diferencia del resto por tener su cabeza coronada por una cornamenta.

Este es el mundo de Addidas Eme, una niñita que, junto a su padre viudo, el nostálgico Julius Eme, se dedica a limpiar las numerosas chimeneas de la ciudad. Ella se encarga del trabajo más peligroso, ya que al ser menuda puede introducirse en los conductos más estrechos. Pero en los últimos tiempos algo le está ocurriendo. Sin previo aviso cae en un estado de coma, se desmaya sin más, preocupando mucho a su progenitor, que no tiene medios económicos para que un doctor la someta a las pruebas pertinentes.

Pero la vida de Addidas va a cambiar, y de qué manera… Un accidente hará que su camino se cruce con uno de los enormes seres que pueblan el subsuelo y aquí comenzará la verdadera aventura de la chiquilla. Va a encontrarse de bruces con la solución a muchos secretos, no solo suyos, sino del resto de habitantes de la gran ciudad. Mientras tanto, su padre, un deshollinador que le hace la competencia y el hijo de éste, van a vivir una y mil peripecias buscando a Addidas e intentando escapar de las fuerzas del orden, que son bastante torpes, por cierto.

El guionista suizo Pierre Wazem (“Marte ida y vuelta”) crea en esta saga de seis números (publicada originalmente entre los años 2003 y 2008) yrecopilada por primera vez en nuestro país, una aventura que mezcla el humor con el misterio, salpicándola con algunas gotas de nostalgia y mucho, mucho simbolismo en la que personalmente veo la alargada sombra de Hayao Miyazaki. Creo que para cada lector esta historia puede llevarlo hacia un lugar diferente, al igual que a su resolutiva protagonista. Esa niña de grandes y profundos ojos negros que nos atrapa desde el primer momento que aparece en las páginas, y a la que Frederik Peeters (“Píldoras azules”, “Lupus”), abandonando sus propias historias más personales, introduce en un laberinto de sombras en blanco y negro, volviendo a demostrar lo gran dibujante que es.

Nos encontramos ante una historia que puede gustar tanto a niños como a mayores y que habla de valores humanos ante la adversidad, en una gran y misteriosa aventura.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


siete − 5 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD