Naturaleza gatuna

"Los gatos son raros y más observaciones", Jeffrey Brown (Ediciones La Cúpula)

No sé si os acordaréis, pero hace años, Félix Rodríguez de la Fuente (sí, el de “¡Amigooo Félix…!“) publicó una extensa colección de libritos, repletos de impactantes dibujos, llamada “Cuadernos de campo”. En ella se hacía un completo repaso de la fauna ibérica. Pues bien, el autor norteamericano Jeffrey Brown realiza un concienzudo y real seguimiento del comportamiento gatuno: su pasión por dormir, las imposibles posturas que adoptan, que los haría campeones mundiales en contorsionismo, el paso de la más absoluta y placentera tranquilidad al desquiciado caos que parece poseerlos y que se refleja en sus ojos, que se tiñen de momentánea locura…

Se nota que Brown ha tomado apuntes al natural de las andanzas de estos gatos, y eso le da frescura a este librito, en el que los que hemos sido o somos propietarios de felinos nos vamos a sentir más que retratados. Aunque definirnos como “amos” de estas criaturas sería decir demasiado: anárquicos, pasotas, lánguidos, violentos… Todos estos y muchos más calificativos son aplicables a ellos, los gatos. El que suscribe ha sido dueño de dos y os podría contar una y mil anécdotas de mi relación con ellos. Desde las más divertidas: Chico, mi segundo gato, era poseído siempre por la noche, su comportamiento cambiaba radicalmente y se convertía en un acróbata y velocista, que podría franquear cualquier barrera, por alta que esta fuera, dejando al Neo de “Matrix” en paños menores. Recuerdo también como con Boris jugaba a una mezcla de “policías y ladrones” y el escondite, encontrándomelo en los rincones menos esperados y dándome más de un susto.

Aunque también hubo alguna que otra algo “traumáticas”, como aquella en la que Chico, poseído por el celo, transformó uno de mis más preciados cómics en un pedazo de ondulada y húmeda uralita, al orinarse sobre él. No sé como no me dio un ataque…

En fin, este es un cómic del que podemos disfrutar los que conocemos y amamos a los gatos, pero también resulta una lectura agradable para aquellos que sólo piensan en arañazos cuando se les habla de ellos.

Y es que su autor, Jeffrey Brown, al que le tenemos un especial cariño en la FREEk! -no podéis imaginaros con la amabilidad y rapidez que nos trató a la hora de hacerle una entrevista- se ha convertido con sus diferentes cómics en un narrador de la realidad cotidiana, tanto en este caso (o en “Gato saliendo de una bolsa”) como en los que nos cuenta su vida (“Pequeñas cosas. Unas memorias fragmentadas”; “Escenas imborrables”…).

Poseedor de un estilo muy accesible, rara es la vez que no nos hace sonreír (se ha hecho muy famoso entre el fandom gracias a sus parodias paterno-filiales del universo Star Wars) y en esta ocasión lo vuelve a hacer, con este libro lleno de maullidos, ronroneos y algún que otro bufido…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


cinco − = 3

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD