“Me apetecía ponerme a prueba como cantante”

Y al tercer disco, María Rodés cantó copla

En “María canta copla” la catalana se atreve con un género tan a veces denostado como imperecedero. Un cancionero entre lo popular y lo melodramático, un recital de angustias y lamentaciones del corazón que a María Rodés le viene como anillo al dedo para potenciar por una vez su faceta de cantante por encima de la de compositora. ¿El resultado? Un disco redondo, nunca mejor dicho, donde la Rodés se convierte en (otra) grande de España. Y olé.

 

:mrgreen: : Pregunta inevitable: ¿por qué un disco de coplas? ¿Te tomaste el disco como un ajuste necesario con nuestro pasado musical más íntimo o como la necesidad de cambiar de aires y afianzar tu faceta de cantante por encima de la de autora?
Tiene más que ver con cambiar de aires. Me apetecía hacer algo distinto y ponerme a prueba como cantante y arreglista también era una de las metas. A la vez me pareció que el experimento podía enriquecerme como autora y ayudarme a tener una visión mas amplia de la música.

:mrgreen: : Por cierto, ¿eras fan de la copla antes de ponerte con las manos en la masa?
Que va, ignorante total del género. Conocía alguna de refilón pero muy poquito, nunca les había prestado atención.

:mrgreen: : Como bien dice Manu Ferrón en tu hoja de prensa, la copla es un terreno abonado “al lamento, la pena y el desasosiego, omnipresentes en la canción española”. ¿Temías acabar entregando un álbum demasiado oscuro y deprimente?
¡Que va! A mí lo oscuro y deprimente me va bastante, pero no ha sido el caso creo.

“A mí lo oscuro y deprimente me va bastante”

:mrgreen: : Te atreves con auténticos clásicos: “Tatuaje”, “Ay pena penita pena”, “El día que nací yo”… ¿Revisaste otras versiones anteriores de esos temas por grandes como Marifé de Triana o Lola Flores o preferiste no hacerlo?
Sí, me aprendí las canciones escuchándolas a ellas pero lo justo para aprendérmelas y ya está. No quería tratar de imitarlas, prefería dejarme cierto margen de inventiva.

:mrgreen: : Una artista que también se ha acercado siempre a la copla desde otro prisma ha sido Martirio, otra grande. Y en los últimos años han surgido también propuestas tan interesantes como La Canalla, que incluso se pasea por el SXSW. ¿Por casualidad le has dedicado atención a artistas como éstos en alguna ocasión?
Escuché un par de canciones de Martirio cuando me puse a trabajar en este disco para ver como lo trataba ella pero hasta entonces nada de nada.

:mrgreen: : Por 25 pesetas de las antes, cite usted tres coplistas de ayer, hoy y siempre que todo buen melómano no debiera perderse.
Imperio Argentina.
Rocío Jurado.
Lola Flores.

:mrgreen: : ¿Cómo serán los próximos conciertos de María Rodés? ¿Habrá directos dedicados exclusivamente a este nuevo disco o alternarás en tu repertorio coplas y canciones de tus discos anteriores?
Lo segundo: combinaré canciones de mis anteriores discos con coplas acompañado de Guillermo Martorell (eléctrica), Pep Pasqual ( vientos y ambientes varios), Arnau Figueras  bateria), Natán Arbó (bajo) y Daniel Portavella (guitarra española).

:mrgreen: : ¿Y un nuevo disco con canciones escritas por ti? ¿Para cuándo? ¿Hay ideas ya a la vista?
Sí pero me lo tomo con calma, quiero pensar bien lo que quiero decir y hacer.

:mrgreen: : Simple curiosidad: no sé si sabes que en la televisión autonómica andaluza uno de los programas de mayor éxito es un concurso de talentos, pero orientado al género. “Se llama copla” es su título. ¿Crees que un acercamiento como el tuyo al género tendría cabida en algo así? ¿O tildarían al concursante de blasfemo?
¡Ja ja! No sé… Voy a llamar a ver si me dejan participar.

:mrgreen: : Última pregunta: las letras de las coplas son, a mi parecer, siempre impagables. Como letrista que también eres, ¿hay alguna canción, algún verso, que se te haya clavado especialmente?
Sí, “ Flor del Mal”: “Sueños de barro, todo es mentira, fingen los labios una pasión. Y ahora que quiero borrar mi huella no encuentro el alma ni mi perdón. La noche extraña no tiene aurora ni mis recuerdos amanecer. Tal vez la vida con su condena no tiene en cuenta que soy mujer.”

 

FREEK! te recomienda:

Tali Carreto

Siempre me tiró el lado oscuro: de renacuajo me metía debajo de las sábanas con una linterna y un libro. Menos mal que no me dio por las velas. Luego llegaría la sala del cine: tengo el record mundial de visionados de "Tiburón". Y al final, los antros: en una ocasión una chica se rompió el tobillo bailando lo que yo pinchaba. Literalmente. Catacrack. Pero un día vi la luz y con los Guisado bros. como jedialiados alumbré al mundo la FREEk!, el Monkey Week y algún que otro sarao interplanetario. No está mal para alguien que no sabe girar a la izquierda, como Zoolander.


Deja tu comentario


nueve + 1 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD