Adictos al Imperio

"Star Wars año a año. Una crónica visual", Ryder Wyndham, Daniel Wallace, Pablo Hidalgo (Planeta DeAgostini)

¿Condensar el Universo Star Wars en un solo tomo enciclopédico? Cualquier aficionado a la inmortal saga galáctica que ideara George Lucas se llevaría las manos a la cabeza ante semejante locura. Y es que “Star Wars” va mucho más allá que las seis películas realizadas hasta el momento. Y más allá aun de las diversas series televisivas, los increíbles especiales, los tropecientos libros, los comics de la Marvel, la legión infinita de muñecos… ¡que me persiga un wampa si no es una tarea de titanes!

Claro que Ryder Wyndham, autor de semejante proeza, no estaba solo en su empeño: a sabiendas de lo complicado de su labor, convenció a los editores de DK Ltd. para que contrataran a diversos colaboradores, como Daniel Wallace, Pablo Hidalgo y Gus Lopez, para emprender la crónica visual de “Star Wars” más acertada y exhaustiva hasta ahora, y que llega por fin a nuestras manos por cortesía de Planeta DeAgostini.

 

Wyndham y compañía optaron desde el principio por un enfoque cronológico, pero también global, no solo exclusivamente enfocado en la saga. Así, los datos y la información de “Star Wars” se mezclan con momentos reales, contextualizando cada película, cada lanzamiento, cada nueva noticia de Luke, Han, Leia y demás personajes en la Historia (ésa que vivimos los espectadores de carne y hueso). Así, por ejemplo, el lector puede dejarse seducir por la escalada galáctica de los años que rodearon la preproducción, el rodaje y el estreno de la primera película de la saga, con noticias constantes sobre la nave Pioneer 10, el transbordador Enterprise o la sonda Voyager 1. O comprobar cómo cambiaba el orden mundial a uno y otro lado del charco mientras se iba estrenando cada nueva entrega como todo un acontecimiento global.

Por si fuera poco, y en un detalle narrativo que haría las delicias de J. J. Abrams, el cerebro tras las próximas entregas de la mítica saga, los autores incluyen también en todo momento aquella fecha relevante de cualquiera de los implicados en “Star Wars” que coincida con la cronología de la serie. Esto es, si Ewan McGregor, joven Obi-Wan Kenobi, nace un 31 de marzo de 1970, apenas veinte días después del estreno de “THX 1138″, la primera película de Lucas, voilà, ¡aquí queda registrado! De esta manera también discurren por este preciado volumen las diferentes taryectorias profesionales de Harrison Ford, Mark Hamill, Carrie Fisher y tantos otros implicados en los filmes de “Star Wars”.

Claro que datos y más datos y más datos aparte, el título del libro no induce a engaño y estamos ante una obra eminentemente visual, por lo que para goce y regocijo de nuestras pupilas, desfilan por las más de 300 páginas un sinfín de fotografías de rodaje, instantáneas de los diversos estrenos, scripts y storyboards, viñetas y portadas de comics, memorabilia de lo más variado (mil y un afiches, programas, revistas especializadas, entradas e invitaciones…) y, cómo no tratándose del Imperio Lucas, mucho mucho muchísimo merchandise.

Gracias a tanto mimo en lo visual, se agradece la importancia destacada que toman artistas como Ralph McQuarrie, ilustrador dotadísimo para la S/F que aportó sin duda gran parte de la imagen final de la trilogía original (y por tanto de la saga), incluyendo el aspecto ya legendario de Darth Vader. O de artesanos como Joe Johnston, firmante de filmes tan entretenidos como “Capitán America: El Primer Vengador” o “Jumanji” y por entonces un bisoño diseñador de maquetas y storyboards que se convirtió en pieza clave en una balbuceante ILM, la todopoderosa empresa de efectos especiales que Lucas fundara para ahorrarse dinero en la producción de los F/X de la primera entrega de “Star Wars”. Historias a pie de página, la trastienda en la creación de un mito, hay cientos en este preciado libro.

 

Dividida en cinco detalladísimos apartados (“Vida Anterior a Star Wars”, “La Trilogía Original”, “Entre Trilogías”, “La Trilogía de Precuelas” y “De Clone Wars en Adelante”), esta crónica se revela además no solo como un completísimo estudio rico en imágenes -¡ojo, algunas de ellas inéditas hasta ahora!-, datos y anécdotas, sino también como la (pen)última constatación del genio de George Lucas como creador de una auténtica mitología contemporánea. Una franquicia cinematográfica que ha superado con creces las colas en las taquillas de los cines, las multimillonarias ventas de muñequitos y videojuegos y hasta su huella imborrable en el audiovisual de los últimos casi 40 años -de “Galáctica” a “Padre de familia”- para convertirse en cultura popular. Ni más ni menos.

 

 

FREEK! te recomienda:

Tali Carreto

Siempre me tiró el lado oscuro: de renacuajo me metía debajo de las sábanas con una linterna y un libro. Menos mal que no me dio por las velas. Luego llegaría la sala del cine: tengo el record mundial de visionados de "Tiburón". Y al final, los antros: en una ocasión una chica se rompió el tobillo bailando lo que yo pinchaba. Literalmente. Catacrack. Pero un día vi la luz y con los Guisado bros. como jedialiados alumbré al mundo la FREEk!, el Monkey Week y algún que otro sarao interplanetario. No está mal para alguien que no sabe girar a la izquierda, como Zoolander.


Deja tu comentario


+ 4 = nueve

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD