Fantasmas del pasado

"Espíritu maligno", Peer Meter, Gerda Raidt (Ediciones La Cúpula)

La infancia, ese lejano tiempo en que la mayoría de las experiencias vividas crecen y se transforman. Los recuerdos nos conforman como personas y, algunos, nos dejarán marcados de por vida. Harry Wallmann regresa, muchos años después, al barrio donde creció. Al pisar aquellas calles y encontrarse ante el edificio donde vivió, se traslada al pasado, hace un viaje que le recordará hechos importantes: Días de colegio, donde el estricto director, el señor Müller-Naujoks imponía sus severas, extremas normas, herederas de una época política lejana ya, cuando Alemania era un país fragmentado.

La cabeza del joven Harry se ocupaba de otras cosas, de las oscuras y misteriosas historias que leía en las revistas y tebeos que el señor Geffe, un avispado librero, le regalaba a cambio de realizar pequeños trabajos en su negocio. Relatos de muertos vivientes, monstruos de variado pelaje, donde entre otras cosas, el aún inocente chaval encuentra una ceremonia para hacer regresar a los muertos. Su padre falleció hace poco en un accidente de trabajo y la única obsesión del chico es que vuelva junto a él y su madre. Pero un desgraciado giro de los acontecimientos hará que Harry se encuentre con algo que no espera, ¿o tal vez fue su imaginación la que le hizo ver cosas que realmente no existían?

Perdido en estos momentos de su pasado, el Harry maduro explora el abandonado edificio y va a darse de bruces con lo inesperado…

Después de la dura “Haarmann”, donde retrataba las andanzas del sangriento Carnicero de Hannover, el dramaturgo y escritor alemán Peer Meter narra esta historia que, aunque parezca aparentemente sencilla, nos muestra un retrato de la infancia en una época dura para los alemanes, en concreto para este imaginativo joven, que se convierte en huérfano prematuramente. En esta novela gráfica, que podría ser perfectamente autobiográfica (al fin y al cabo, ¿a quién no le han pasado cosas extrañas e inexplicables en su infancia o juventud?), con pocas pinceladas, el guionista alemán realiza un perfecto retrato de aquellos lejanos y, a veces, maravillosos años, que la mayoría añoramos.

A los lápices, Gerda Raidt, ilustradora que sabe dar oscuridad y misterio a los momentos tenebrosos y un tono cotidiano tanto a los pasajes del pasado, como a los del presente, con una estructura de página que nos lleva de un tiempo a otro con mucha fluidez.

El ayer y el hoy. Luces y sombras. Realidad e imaginación.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 6 = uno

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD