Raices catódicas

"Los sesenta no pasan de moda", Doc Pactor (Dolmen Editorial)

Todo tiene un principio. Y aquellos que disfrutan (disfrutamos) de las series de televisión de la actualidad, a veces ignoramos que si hoy en día se pueden hacer productos con la calidad de “True Detective”, o seguir las peripecias de los Grantham en “Downton Abbey“, es porque hace algunos años, concretamente en la década de los sesenta, se sentaron las bases con productos revolucionarios para la época.

Desgraciadamente, los niños españoles que vinimos al mundo en esos años sólo tuvimos una visión sesgada de todas esas series, en nuestros televisores en blanco y negro, con aquellos inolvidables doblajes… Ahora es el momento de recuperarlas, para aquellos que no las vieron en su momento. Podrán disfrutar de lo lindo con las aventuras del señor Steed y sus acompañantes femeninas, ver la evolución de cierto viajero temporal o padecer la tensión que siempre acompañaba al atribulado doctor Kimble, entre otros.

Este libro-guía escrito por Doc Pastor se centra sobre todo en tres serie británicas: “Dr. Who”, “El Prisionero” y “Los Vengadores”. ¿Y por qué este trío? En primer lugar, las producciones británicas tienen, siempre han tenido, algo especial. Será el empaque de sus intérpretes (es obligado cumplir la primera ley del visionador de series: SIEMPRE las verás en versión original). La gran mayoría de los actores provienen del ámbito teatral, y es una auténtica gozada escucharlos (y nunca viene mal educar un poco el oído en la lengua anglosajona).

El segundo rasgo que yo, personalmente, destacaría, es una imaginación desbordante y ausencia de miedos a la hora de abordar temas de índole fantástica. ¿Imagináis que el Doctor Who fuera una creación norteamericana? Esos imposibles enemigos (los Daleks eran lo más parecido a una tetera…), las desquiciadas tramas. la propia personalidad del regenerado personaje…

Una obra maestra de la televisión como “El Prisionero” sentó las bases de lo lejos que se podía llegar en la pequeña pantalla. Imposible olvidar a ese agente sin nombre (Patrick McGoohan), al que le adjudican un número, el 6, y que, hiciera lo que hiciera para escapar de la isla (¿no os suena de nada esto?), siempre se veía perseguido y atrapado por una blancas esferas, perros guardianes del lugar (¿sres. Lindelof y Cuse…?)

¿Y qué decir de “Los vengadores”? Las desquiciadas tramas que protagonizaban al elegantísimo John Steed (inolvidable Patrick MacNee), un auténtico gentleman que nunca perdía su bombín y paraguas (auténtica arma letal en sus expertas manos), y sus compañeras, entre las que destaca la atractiva, resolutiva e independiente señora Emma Peel (Diana Rigg), a la que nunca podremos olvidar con aquel ajustado corsé negro (Chris Claremont tendría mucho que decir sobre esto…).

Pero este exhaustivo estudio no se queda ahí, sino que hace un recorrido por más productos catódicos de la época, entre ellos las misiones de la nave Enterprise, allá donde el hombre nunca pudo llegar; las desopilantes aventuras pop del Batman y Robin más colorido de la caja tonta, con aquellas enormes onomatopeyas que invadían la pantalla y un reparto inolvidable e inclasificable… Ni siquiera se libra Green Hornet, donde un joven Bruce Lee repartió sus primeras yoyas…

En fin, os reto a descubrir y recuperar infinidad de series. Personajes e historias que nos han marcado a todos aquellos que pasamos gran parte de nuestra infancia sentados frente a aquella pantalla maravillosa. Disfrutad.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× 2 = seis

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD