El chico de las camisetas poderosas

"Battling Boy", Paul Pope (Random House Mondadori)

Eres un chaval, vas a cumplir trece años y tu padre, un poderoso matamonstruos, te comunica, sin previo aviso, que mañana es tu Día de Paso. Te regala una capa, le dices adiós a tu madre y junto a tu progenitor os lanzáis a un extraño vórtice que os traslada a la ciudad de Arcópolis, que viste ropa de luto por la muerte de su héroe, su defensor: Haggard West. A partir de ahora tú recogerás su manto y te tendrás que convertir en el campeón de la azotada urbe. Hay docenas de monstruos que la están destruyendo, comandados por el malvado Sadisto, un gul sin escrúpulos que aún tiene la sangre de West en sus manos… Y tú, ¿con que cuentas? Pues además de una tarjeta de crédito y un lugar donde vivir, tu padre te ha provisto de doce únicas camisetas, instrumentos que habrás de utilizar con inteligencia si quieres que te sirvan para erradicar la terrible amenaza. Pero todo esto de pilla de nuevas y no sabes lo que hacer… ¿Podrás convertirte en un héroe, Chico Batallador?

Paul Pope, tras un frustrado proyecto para crear una nueva colección de Kamandi en la editorial DC, un producto destinado a los lectores más jóvenes, reconvirtió sus ideas y como si de un alquimista se tratara, ha vertido en una probeta multitud de géneros y referencias, creando un mundo, una historia, a la que sólo puedo calificar como genial. Monstruos de todo pelaje, estética steampunk (con homenaje a Rocketeer incluido), ciudades celestiales, semidioses que recuerdan a cierta familia asgardiana… En fin, cada página merece una relectura para ir identificando detalles, objetos, lugares. Y todo ello rizando el rizo, narrativamente hablando, ya que Pope mezcla a su antojo, con auténtica maestría, escenas de acción influenciadas por el manga, el cómic europeo (cada conversación que implica al alcalde de Arcópolis) y lo mejor del comic book norteamericano, regalándonos  splash pages espectaculares.

Y por si todo esto fuera poco, el autor ha “parido” una historieta que puede disfrutar desde un chaval hasta los lectores más talluditos. Chico Batallador se encuentra al principio de un desconocido camino para él, el sendero que lo puede convertir en un héroe, o no… Y, claro está, en una historia como ésta no podía faltar el contrapunto femenino (de hecho, la conoceremos en el prólogo de la historia). Hablamos de Aurora West, que estrena su orfandad descubriendo todos los secretos de su padre y que no podrá quedarse impasible ante lo que está ocurriendo en su ciudad. De hecho, en los planes de Pope está el publicar un spin off de la serie, narrando las aventuras de la chica pelirroja y que va a estar ilustrado por el español David Rubín (“El Héroe”, “Beowulf”).

El formato elegido para su publicación tal vez no haga demasiada justicia a las maravillosas páginas ilustradas por Pope, pero es comprensible ya que al estar cercano al manga, era el único y apropiado para aproximarse a un público joven. Eso sí, cuando terminas este tomo te quedas con ganas de más, ya que me atrevería a decir que nos encontramos ante una de las obras más divertidas, absorbentes y geniales de los últimos tiempos.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


8 + = quince

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD