Ciudad oscura

"The Victories", Michael Avon Oeming (Aleta Ediciones)

Nos encontramos en una ciudad sin nombre, donde los criminales campan a sus anchas y la corrupción se ha apropiado de sus raíces, envenenándolas. Y por si fuera poco, una terrible nueva droga, el Flote, hace que legiones de yonkis leviten en la soledad de sus habitaciones, mientras sus cuerpos sufren terribles e irreversibles deformaciones…

El protagonista de esta historia es Dante, un oscuro héroe que soporta sobre sus espaldas una mochila de recuerdos que, una vez abierta por un psíquico, terminará por hundirlo en un pozo de depresión y alcohol. Y por si fuera poco, uno de sus archienemigos, el violento y cínico Chacal, reparte “justicia” de una peculiar y sangrienta manera. Poco a poco, la relación de Dante con sus compañeros de supergrupo, The Victories, se irá desgastando, aunque trate de disfrazarla tras una máscara de comentarios irónicos.

Y todo lo llevará hacia una inesperada alianza y a enfrentarse cara a cara con su problema, con las pesadillas que lo persiguen y que, en este caso, son muy reales, alejadas de todo tipo de villanías, conspiraciones y todo tipo de amenazas de las que estamos acostumbrados a leer en los cómics de superhéroes.

Desconocía la naturaleza depresiva del autor de esta exitosa miniserie, publicada originalmente por la editorial norteamericana Dark Horse. Michael Avon Oeming vomita sobre estas páginas parte de sus frustraciones y convierte su labor artística en una terapia, una cura para sus demonios y padecimientos personales.

A estas alturas, ya deberíais conocer a Avon Oeming, dibujante de la exitosa serie “Powers”, escrita por Brian Michael ”hombre para todo” Bendis  (publicada en estos momentos por Marvel bajo el nuevo título, “Powers: Bureau”) y a cuya adaptación televisiva parece perseguir una maldición que impide que termine de convertirse en una realidad. Apasionado de la mitología nórdica (Thor, “Hammer of the Gods”) y trabajador incansable tanto en este medio como en el mundo de los videojuegos. En esta obra tan personal se reserva la total autoría y encontramos a un escritor en cuyos textos de apoyo recuerda mucho a ese Frank Miller de hace años, el que aún tenía cosas que contar (¡y cómo lo hacía!). Una prosa dura, directa a la mandíbula, tremendamente real pese a contarnos una historia de tipos con capas y mallas. Monólogos cínicos, bañados en whisky, donde Dante vomita la verdad de su padecimiento, una losa que no puede levantar y que lo aplasta sin piedad.

Al estilo gráfico de Oeming lo definiría como dark cartoon, pero en esta ocasión en la que controla la obra al 100 %, juega con la narrativa gráfica y la historia lo agradece, haciendo que esta absorbente aventura de oscuridad y redención se lea de un tirón.

Sobre un edificio, bajo la persistente lluvia, una oscura figura observa la ciudad. ¿Héroe?, ¿villano? El deberá escoger su rol en un juego en el que no posee todas las fichas.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× seis = 18

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD