Yo soy la Justicia

"Marshal Law: Miedo y Asco", Pat Mills y Kevin O´Neill (ECC Ediciones)

Un futuro distópico. La pesadillezca San Futuro se alza sobre las ruinas de San Francisco, arrasada por el mayor terremoto de todos los tiempos, una tragedia de dimensiones apocalípticas. El mundo no es el mismo, ha cambiado. Los experimentos de S.H.O.C.C. hicieron que cientos de inocentes y patriotas jóvenes se sometieran a crueles experimentos, pruebas que cambiaron sus cuerpos y mentes. Todo para enviarlos a la guerra en la Zona (Sudamérica), un lugar de dónde, los que regresaron, lo hicieron cambiados para siempre.

El héroe por antonomasia. Espíritu Público, que viajó a las estrellas, sacrificando su vida por los demás y regresó convertido en el mayor, el mejor reflejo sobre el que mirarse. Un icono para las viejas y nuevas generaciones. Pero tras su uniforme de llamativos colores se esconde secretos, terribles, oscuros, mentiras que si algún día se hacen públicas lo harán caer de su pedestal olímpico…

Un sangriento asesino, el Hombre Sueño, un psicópata con superpoderes que viola y asesina a chicas que tienen la desgracia de vestir el disfraz de Celeste, la prometida de Espíritu Público. Un espíritu atormentado que guarda en su interior la enfermedad de la venganza.

En medio de todo este caos se alza La Ley, el policía de los policías: Marshal Law. Busca incansablemente a un héroe, pero aún no ha encontrado a ninguno que no merezca morir. La violencia y degeneración campan con libertad en las calles de la ciudad. Y Law, sin pretenderlo, se verá implicado en el misterio de los crímenes y su odio y desconfianza hacia Espíritu Público.

En los años 80, al tendencia en el mundo de los superhéroes era el dark and gritty. Ya no había sitio para la luz en las páginas de los cómics: Todo era violencia, dolor, oscuridad y el estereotipo de héroe cambió. Los colores chillones se apagaron y las sombras acudieron en historias de venganza y dolor. Los británicos Pat Mills (Judge Dredd, Slaine) y Kevin O´Neill (La Liga de los Hombres Extraordinarios) crearon un personaje y un mundo que reunía, con grandes dosis de ironía, a todos los estereotipos que dieron ese giro hacia la oscuridad y de ahí surgió esta mezcla de Frank Castle con el futurista defensor de la ley en Mega City 1 y todos los vengativos héroes de la época. Violencia sin límite, traumas infantiles, sexo y maldad eran los ingredientes de un genial cóctel que se choteaba de todos los encapuchados, tratándolos como a verdaderos enfermos mentales.

O´Neill remató la faena con ese estilo suyo tan característico, anguloso y lineal. En sus páginas los cuerpos se deforman, los músculos crecen de forma monstruosa y desmesurada y las peleas entre superhombres nunca fueron tan salvajes.

Una genial, cínica e irónica mirada al género de los superhéroes.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ 6 = doce

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD