“Esta es tu vida, Mark Grayson…”

“Invencible: Ultimate Collection Vol. 3” Robert Kirkman, Ryan Ottley, Cliff Rathburn (Dolmen Editorial-Aleta Ediciones)

Creo que no me equivoco cuando digo que las historias contenidas en este tercer volumen de la colección son las más significativas en el devenir de este joven superhéroe y lo marcarán por el resto de sus días. Pero antes de seguir, recapitulemos un poco: Tras conocer que su herencia viltrumita le da poderes, la vida de Mark Grayson cambia. Pero lo que nunca pudo llegar a sospechar es que su padre había ocultado un terrible secreto todos estos años. Bajo la apariencia del gran héroe que las multitudes vitoreaban se encuentra un agente encubierto del letal Imperio Viltrumita, que ha colocado a nuestro planeta como futuro objetivo…

Pues bien, abre bien los ojos, avezado lector, porque esto no ha hecho más que comenzar. Invencible conocerá a su héroe favorito de los cómics (¿o no?) y emprenderá su primer viaje espacial a una sociedad alienígena sobre cuyas cabezas con antena pende una letal amenaza. Allí, además de vestir unos ropajes de lo más ridículos, se va a reencontrar con ese padre, Nolan, que lo dejó al borde de la muerte y que, claro está, deberá darle una buena razón para que la ensaladas de tortas no comience de nuevo… Y se la da, vaya que sí, entre otras, ya que en la vida de este atribulado joven va a aparecer un nuevo personaje, con la piel de color morado y al que con el tiempo bautizarán como Oliver. Es lo que ocurre cuando uno confraterniza demasiado con una raza, demasiado contacto lleva a… bueno, os lo podéis imaginar, ¿no?

Pero claro, como ya habréis imaginado al leer esta colección, el reparto es grande, diría que casi infinito. Y en la Tierra, los Guardianes de la susodicha se las tendrán que ver con amenazas de lo más variado y letal… Pero volvamos a Mark, que al fin y al cabo es el prota. Ya os comentaba que este tomo es un punto de inflexión en la colección. Y os he dado algunos datos, pero creo que los dos siguientes van a marcar la existencia de este chaval por los restos: En primer lugar deberá medir su “invencibilidad” frente a una imparable horda de viltrumitas. ¿Lo conseguirá? ¿Hasta dónde es capaz de llegar? ¿Soportarán sus poderes este test? (Un inciso. Impagable la doble página muda en la que Ryan Ottley se luce, demostrando lo gran dibujante que es y sobre todo la brutal ultraviolencia de la que seremos testigos en este cómic.)

En segundo suceso, y más importante, a mi parecer, es que Mark se enfrentará al terrible hecho de matar a alguien. No voy a deciros quién, pero va a suponer una pesada carga que deberá llevar sobre sus espaldas y sobre todo, tendrá que admitir ese “lado oscuro” que en el fragor de la lucha lo convierte en una máquina letal.

Si a todo esto que ya os he esbozado lo mezclamos con amoríos adolescentes, villanos temporales, problemas con la bebida de un familiar muy cercano y el descubrimiento de una pista que lo llevará a comprender mejor a su progenitor, que le ha dejado oculta la única manera de lidiar con la oscura amenaza que se cierne sobre el planeta Tierra… Obtenemos la fórmula perfecta para elaborar el mejor cómic de superhéroes del momento. Un guionista, Robert Kirkman, en estado de gracia y un equipo gráfico formado por el susodicho Ottley y Cliff Rathburn a las tintas que no lo pueden hacer mejor (¿o sí? Ya veréis en próximos números, ya veréis…).

Y por su todo esto fuera poco, un regalo muy especial: El cuarto número de “El Pacto”, una miniserie que unía a los youngers de Image: Shadowhawk, Firebreather, Zaphyr y claro está, Invencible, en un tebeo ilustrado por otro artista de la escudería Skybound, Jason Howard (Astounding Wolf-Man, Superdinosaur), en el que además de ofreceros una historia de lo más divertida, os dan buenos consejos.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, pero nunca fue tan divertido…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ 5 = siete

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD