Dormir, ¿tal vez soñar?

"Paseo Astral". Max (Ediciones La Cúpula)

Imagino la cara de sorpresa de Max cuando en el periódico El País le propusieron exponer en su stand en la última edición de ARCO. El cómic iba a poder codearse con obras de arte contemporáneo. Una iniciativa realmente insólita, ya que la historieta (por desgracia) está considerada por algunos como una disciplina menor. Ni corto ni perezoso, el autor tomó como base para su exposición un ejemplar de El País (concretamente, el perteneciente al 2 de enero de 2013) y jugando con él, recortándolo, rompiéndolo, amoldándolo a su estilo, nos ofrece 46 planchas en las que nos encontramos con una obra de gran potencia visual, sí, pero como no podía ser de otra manera, también con una narración gráfica.

En ella, un personajillo, podría tratarse del mismo ilustrador, lee un periódico en un mullido butacón. Echa de menos a la musa que le inspira, pero la lectura le provoca sueño y es aquí cuando empieza su pequeña-gran aventura, recorrido onírico que lo lleva a meterse dentro de las páginas que leía hasta hace pocos segundos para ser engullido sin compasión por una gigantesca ballena… En su interior se encontrará con cierto muchacho hecho de madera con el que no puede cruzar más de tres frases antes de ser regurgitado. Menos mal que un lápiz e imaginación harán que el protagonista pueda dibujar una ventana, vía de escape del terrible lugar.

Y así seremos testigos de la rocambolesca peripecia del protagonista, que será acosado por extrañas arañas-ojo, disfrutará brevemente de las ventajas del gigantismo, conocerá al mismísimo Dios y un engañoso trato lo hará canjear algo muy personal con el tramposo por excelencia, el Diablo.

Resulta una gozada visual ir pasando estas páginas de gran formato, donde contando con muy pocos elementos Max construye una divertida historia, que rebosa ironía por sus cuatro costados, que le quita importancia al acto de la creación, llena de referencias, en la que incluso juega con lo impreso en la correspondiente página de periódico que le sirve como fondo (el chiste de El Roto), escenario de esta búsqueda de la esquiva musa.

Ediciones La Cúpula nos ofrece el catálogo de la exposición del autor en un libro de gran formato, que nos acerca con acierto a los que no pudimos disfrutar de la muestra in situ y en la que se demuestra que la historieta, el tebeo, el cómic o como se quiera llamar, puede compartir espacio y codearse con ese hasta ahora arte escrito con letra mayúscula, que en ocasiones se ha apropiado de los principales signos de identidad del cómic para crear sus obras (el miembro del movimiento pop art Roy Lichtenstein es uno de los ejemplos más claros y conocidos).

Adentraos en él, soñar no cuesta nada.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Un comentario

  1. Magnifico post! Gracias

    Responder

Deja tu comentario


8 + cinco =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD