El largo (y jodido) camino a casa

“Tank Girl: La Odisea”. Peter Milligan, Jamie Hewlett (El Víbora Comix. Ediciones La Cúpula)

Es un verdadero punto como el guionista británico Peter Milligan comienza esta nueva ¿aventura? de la pedorra de Tank Girl. Después de hacer la película sobre ella (la real, soberano bodrio, que ya casi nadie recuerda…) la prota del cómic se ha sumido en el consumo de hamburguesas yanquis por un tubo, lo que la han convertido en una sombra (gruesa y mórbida) de lo que era… Pasa los días limpiándose la pringue y el ketchup hasta que recibe el desesperado mensaje de su hijo Tele: el “papi” y noviete de siempre de Tank Girl, Booga el Canguro, está a punto de caer en la tentación y firmar un contrato con un productor americano Tony El Chaquetas, el diablo reencarnado… Debe regresar junto a él a tierras australianas.

Utilizando una pirueta narrativa y sobre todo, mucha cara dura, Tank Girl vuelve a ser la tía buenorra que era y se pone manos a la obra. Arranca su tanque, reúne a la dotación del tanque, Jet Girl, Sub Girl y Barney, tres titis tan pasotas como la jefa herself y a tres tipos de la zona, que se muestran reticentes al principio pero a los que convencen de una manera muy personal, emborrachándolos…

Y comienza la aventura, peripecia o como se le quiera llamar. Y es que esta particular “Odisea”, convierte a nuestra heroína en una Ulises un tanto especial que debido a su torpeza termina en la Tierra de los Muertos haciendo un trato con su repugnante y vengativa madre, que solo quiere vérselas cara a cara con el papi de Tank Girl, otro prenda que pa qué…

En fin, como el desdichado héroe de Homero o James Joyce, esta chica irá de un sitio a otro buscando una solución para devolver a la vida a sus amigos. Y encontrará un remedio a base de… pedos. Persecuciones, violencia desatada, mafiosos disfrazados, unas hipnóticas sirenas metidas en el pellejo de un grupo punki, muertos vivientes, sexo descarado…  ¿Qué podéis esperar de uno de los cómics más descarados y jodidamente divertidos del mercado?

Y junto a uno a uno de los creadores del personaje, el inquieto Jamie Hewlett, que se hizo famoso por dar vida y cuerpo a los miembros virtuales de la banda musical Gorillaz, nos encontramos con uno de los guionistas más cínicos y vitriólicos del panorama comiquero actual, Peter Milligan. Casi siempre ligado al mundo de los superhéroes (“X-Statix”) y a la oscuridad del sello Vertigo (“Shade, el hombre cambiante”; “Human Target”, “Hellblazer”…) aquí se suelta el pelo y vomita coña tras coña en una historia que es lo más parecido a una montaña rusa. Eso sí, basada en los clásicos…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 7 = dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD