“Nos gusta mucho el blues”

Fuel Fandango. ¿Quién dijo miedo?

Recuerdo sus showcases hace ya tres ediciones de Monkey Week. Llegaron sin apenas hacer ruido pero salieron como la comidilla del barrio (de la música). Aquello fue el primer aviso del terremoto que estaba por caer. Dos temporadas y un disco -el aplaudido “Trece lunas” (Warner)- después, Fuel Fandango revientan salas y festivales, como el reciente Territorios Sevilla. Y lo hacen mezclando soul con electrónica, rock con quejíos, y hasta blues. Prejuicios cero. Top ten.

 

:mrgreen: : ¿Qué tiene que ver la gasolina con un palo del flamenco?
Nita: La música sin prejuicio que hacemos, una mezcla de cosas que nos gustan, la electrónica con el flamenco, el rock con la música negra. Mezclar las músicas que nos gustan. La palabra “fuel” es la parte más electrónica, más rockera y “fandango” engloba más la música de raíz.

:mrgreen: : Habéis conocido al productor de vuestro último disco a través de una campaña de publicidad en la que participasteis junto a Jamie Cullum. ¿Dais mucha importancia a la suerte y al azar?
N.: Yo ahora un montón.
Ale: Eso fue curioso porque vimos a Jamie Cullum hace dos años en el Festival de Jazz de Vitoria y Nita dijo que le encantaría conocerlo.
N.: Te dije que me encantaría cantar con ese hombre y tú me dijiste: “Sí, claro…”. Pues, ¿quién sabe? Y cuando me lo dijeron, pensaba que era cachondeo.
Ale: Luego ya conocimos a Duncan Mills al grabar y a raíz de ahí mantuvimos el contacto y salió lo del disco.

:mrgreen: : ¿A dónde queréis llegar?
N.: A donde nos dejen.
A.: Realmente a seguir haciendo discos y conciertos que al final es lo que siempre uno desea, que no sea una moda pasajera.
N.: Que perdure en el tiempo, pero todo está en manos de la gente, por eso digo que donde nos dejen.

:mrgreen: : La portada de “Trece Lunas” la ha diseñado Neil Krug. ¿Por qué lo elegisteis? Habladnos un poco de él.
N.: Estaba buscando diseñadores y lo descubrí en un blog. Empecé a ver sus trabajos, aunque algunos ya los conocía, porque me gusta mucho Ladytron, con los que ha trabajado en España, él mismo es un enamorado de España. Contactamos con él y nos dijo que le gustaba mucho el proyecto, había visto nuestras fotografías, nuestro anterior disco y que estaba encantado de hacer el trabajo con nosotros. Ha sido un placer trabajar con alguien tan unido a la música y que no sólo es diseñador, es fotógrafo, dirige vídeos, es un artista que globalmente hace cosas muy originales y cuyo arte nos recuerda a los años 70. Todo el tratamiento que le da a su arte es muy de esa época.

“Nuestro sonido de directo no es limpio, es sucio”

:mrgreen: : He leído que os habéis tomado tiempo para no sobreproducir. ¿Hay miedo a lo recargado? ¿Por qué tanto ahínco en ese apartado?
A.: Sobre todo es porque me conozco, soy productor y sé que si estoy mucho tiempo en el estudio, se empiezan a añadir cosas y pueden crear una producción cargada y lo que queremos reflejar es el directo en el disco. Sin decorarlo demasiado.
N.: El miedo no es a sobrecargar. No queríamos que sonara demasiado limpio, que nuestro sonido de directo no es limpio, es sucio: guitarras distorsionadas, la voz fuerte y rota con energía… Y queríamos transportar eso al disco. Porque eso a mi juicio en el anterior disco es lo que nos faltó.

:mrgreen: : Mi canción favorita de “Trece Lunas” es “Little Pain”. He visto en la nota de prensa que lo comparan a “Adele cantando los temas más oscuros de Depeche Mode”. ¿Os gusta eso del blues, la electrónica y la oscuridad como redención de las penas y la tristeza?
N.: Nos gusta mucho el blues. Es como el flamenco. Nace del dolor, del sufrimiento, por eso se ha cantado siempre. Se pasaban fatigas, la gente del campo cantaba por eso y así han ido evolucionando las músicas de raíz, que están muy hermanadas. Por ejemplo Raimundo Amador mezcló de manera genial el blues y el flamenco, dos músicas que nacieron del sufrimiento de la clase trabajadora que pasaba penurias.
A.: Aparte “Little Pain” surge de una traducción que hizo un periodista extranjero de los que es el quejío. Queríamos hacer un blues a nuestro estilo y salió así.

:mrgreen: : Nita, cantas algunas canciones en inglés y el estribillo en español. ¿En quién te fijaste para ello?
N.: La verdad es que no me he fijado en nadie, pero si hay alguien que me puede inspirar es una cantante que se llama Lhasa De Sela, que la llevo escuchando desde pequeña, es de las pocas personas que hace eso y también en francés. Y sí que me fijé en ella, pero es algo que me sale de forma natural al mezclar el flamenco con la música anglosajona. Ella es de las pocas personas a las que le sale eso muy bien, puede ser al haber estado viviendo de forma casi nómada en muchos sitios. es algo que le da mucha riqueza a las canciones.

:mrgreen: : Ale, he escuchado que a todas partes llevas una grabadora para captar sonidos. ¿Eres un fan del sampleo?
A.: Siempre lo he utilizado. El disco empieza así, con algunas grabaciones en mercados de ciudades en las que hemos estado. “Thai” empieza con un ruido de una noria de agua y el sonido que hacían. A raíz de ahí empieza todo el tema, con ese ritmo terciario.
N.: (Dirigiéndose a Ale) A veces me llamabas pesada porque te decía que a ver si averiguabas donde estaba esa noria que vimos porque de ahí quería sacar algo.

“Nos encantaría meter el sonido del arpa en algún tema”

:mrgreen: : He visto que metéis el gunzeng porque lo visteis en un concierto de Gorillaz. ¿Hay algún instrumento que siempre habéis querido introducir en vuestros discos y todavía tengáis esa espinita clavada?
A.: Me fliparía poder tocar el arpa.
N.: Es una cosa que me encantaría, cuando veo a Björk tocar el arpa…
A.: El sonido es parecido al gunzeng, nos encantaría meter el sonido del arpa en algún tema, pero no podría, porque hay que estudiar muchos años y no tengo paciencia para ello.

:mrgreen: : ¿Cuál es la canción más triste y alegre que habéis escuchado?
A.: De Johnny Cash el “Personal Jesus”, me parece muy triste, me encanta cómo se apropia de la canción, cómo la hace suya. Y alegre cualquiera de Michael Jackson, me parece genial el “Off The Wall”.
N.: A mí la más triste me parece “Hallelujah” de Jeff Buckley. Sé que no es la original, pero me encanta. Y la alegre “Xtatic Truth” de Crystal Fighters

 

 

FREEK! te recomienda:

Juan Antonio Huertas

Comenzó a ser redactor de FREEk! como parte de un tratamiento para superar su adicción al Varón Dandy vía oral. Hoy está casi rehabilitado. Le gusta la música, el cine y la literatura que le hace sudar, que le piten los oídos, le provoquen insomnio o poluciones nocturnas. No le presten dinero ni le llamen para las mudanzas.


Deja tu comentario


8 + seis =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD