Life on Mars

“Spaceman”, Brian Azzarello, Eduardo Risso (ECC Ediciones)

El Futuro. Orson es un solitario mutante, producto de un fallido experimento de la NASA, que se dedica a recoger chatarra del mar que ahora cubre lo que antes fue una gran ciudad. Su monótona existencia se verá alterada cuando la casualidad haga que se cruce con los secuestradores de la hija del matrimonio más in del momento, una pareja de actores que ha vendido su vida a un reality show: son guapos, millonarios, han adoptado a niños de varios países… (¿No os recuerdan a nadie?)

El azar hace que la pequeña Tara pase a manos del grandullón Orson y a partir de entonces será el objetivo de productores de televisión sin escrúpulos, policías a los que les gusta posar ante las cámaras, mafiosos de alta y baja estofa… En fin, todo bicho viviente quiere a la pequeña filipina, ya que sólo ven en ella un cheque con muchos ceros.

El mutante, que compensa su torpeza con un gran corazón, defenderá como pueda a la cría mientras recuerdos de su misión en el Planeta Rojo lo persiguen en sus sueños. Un pasado que explica muchas de las cosas que le suceden en el presente y del que volverá un fantasma al que creía haber dejado atrás.

Nueva colaboración del tándem Azzarello-Risso que tan buen resultado dio con una de las grandes obras del comic noir, “100 Balas”. Enm esta ocasión nos llevan a este futuro no demasiado lejano e improbable, donde la mayoría de la población vive hacinada en las calles, enganchados a los realitys, consumiendo drogas de diseño que ellos mismos fabrican mientras la alta sociedad se protege en edificios de diseño, en una zona de la ciudad vedada para la mayoría de los habitantes de la urbe.

Pero Azzarello no se queda en el simple relato futurista, sino que lo recubre de una pátina de thriller, ya que es lo que mejor sabe hacer, mostrarnos esos personajes, criminales, amorales, que sirven de perfecto contrapunto a Orson. Y añade, crea, un nuevo lenguaje que homenajea a “La Naranja Mecánica” de Anthony Burgess, una curiosa forma de expresarse. Y es que si algo maneja bien Azzarello es el lenguaje de la calle.

Eduardo Risso nos sumerge a la perfección en este mundo, y mirando sus viñetas había algo me que sonaba, no terminaba de identificarlo hasta que por fin lo relacioné. El dibujante argentino realiza un homenaje a ese futuro que ya pintaron en su momento sus compatriotas Carlos Trillo y Horacio Altuna: Masas humanas en las calles, prostitutas semidesnudas que esperan, lánguidas, la llegada de clientes; pandillas de niños resabiados que corretean y a los que no conviene acercarse demasiado…

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− cuatro = 1

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD