“Tenemos carencias de películas hechas desde el corazón”

León Siminiani, la búsqueda filmada

En 1968 los Beatles viajaron a la India para adentrarse en la disciplina de la meditación trascendental. De allí salió una de las épocas más fecundas de la banda de Liverpool. Cuatro décadas más tarde siguen yendo peregrinos a hacer el mismo camino. El cineasta León Siminiani decidió también recorrer la India en una búsqueda personal, cámara en mano dispuesto a convertir el viaje en un diario, pero el shock cultural, los ritos a la muerte y la soledad convirtieron ese cuaderno de bitácora en “Mapa” (Avalon y Pantalla Partida). Una película arriesgada, valiente, sincera y hecha desde las entrañas, que podrá verse desde el próximo 25 de enero, y que ya es firme candidata a hacerse con un Goya al Mejor Documental.

:mrgreen: : Pudimos disfrutar de “Mapa” hace ya unos meses en la sección “Nuevas Olas” de Sevilla Festival de Cine Europeo, donde además se alzó con el Premio al Mejor Documental Europeo (ex-aequo con “Leviathan”). ¿Qué tal la experiencia?
La sección “Nuevas Olas” tiene que ver con nuevas miradas de gente joven, que está arrancando y básicamente todas las películas que la componían eran primer o segundo largometraje. En ese sentido yo tengo una larga trayectoria, pero dentro del corto, y ésta es mi primera película. Temáticamente encajaba bien.

:mrgreen: : ¿Qué hay en la India que a todas las personas que andan buscándose les vuelve locos?
India es un sitio que tradicionalmente ha sido una meca de búsqueda espiritual, un país en el que la religión y la dimensión espiritual del hombre está muy presente. Aparte es la cuna del hinduismo, del budismo y el origen de las escuelas de meditación. El los 60 y 70 la meditación sirvió como alivio al estrés del capitalismo y surge una curiosidad hacia la fuente de esto, India. Y empieza una especie de éxodo que es cíclico, ya se ha convertido en algo cultural. India es un país que está cambiando a marchas forzadas y cuando llegas hay un shock muy fuerte porque piensa que toda la gente está meditando y eso no es así para nada. El capitalismo está entrando allí de una manera salvaje, la dimensión de India espiritual está, pero hay que buscarla. Hay un choque entre las expectativas y la realidad, que hay gente que las supera y hay gente que no.

:mrgreen: : Este viaje por lo visto fue un cara o cruz con México. ¿Cómo hubiera sido esta película de haberse desarrollado en el país americano?
No lo sé, porque no he ido. En México hay también una tradición de búsqueda espiritual potente con los incas, los mayas, los chamanes. Es una dimensión distinta, la chamánica versus la hinduista. La idea era ponerme en un recorrido de búsqueda de ese tipo. Imagino que habría sido una película más colorista o más picante. Lo que mueve al protagonista es una necesidad de empaparse, de buscar y se puede realizar en cualquier sitio, ya lo decía Pessoa, “para viajar no hace falta salir de tu ciudad”. La voluntad y la necesidad de viajar es lo que te activa.

“Ya lo decía Pessoa, ‘para viajar no hace falta salir de tu ciudad’. La voluntad y la necesidad de viajar es lo que te activa”

:mrgreen: : Hay mucho énfasis en los 90 y en su música con Matthew Sweet, Joshua Redman o Underworld. ¿Qué te marcó de esa época y su música?
Es el momento de mi primera juventud, de cuando tenía 20 años. Es el momento cuando más energía tienes, no cuando mejor la dosificas y la administras. Dentro de esa energía de la juventud, la música pop y el rock es una válvula de escape de esas energías, claro que me marcó.

:mrgreen: : La voz en off es la tuya propia. ¿no corres el riesgo de que la película sea demasiado íntima?
Ésa es la propuesta, una persona hablando de su vida. Te propongo un vínculo de intimidad contigo, espectador. De ahí que tenga mucho interés al presentar la película en festivales, en ver qué pasa con eso, si llega o no llega al espectador. Sí, tiene ese peligro del que hablas, si es demasiado íntimo o no. Yo confío en que no, llevo tiempo trabajando en esta dirección y bueno, esa es la propuesta, es arriesgada pero yo confío en ella.

:mrgreen: : ¿Cómo se vive en un sitio donde la muerte está tan presente en contraste con los países occidentales en los que se trata no pensar en ello?
Yo lo viví como lo cuento en la película, con un impacto muy fuerte, con miedo, con una especie de angustia, como necesidad de salir de aquí. Pero consciente de ello, sostenerlo, seguir ahí, ver qué pasa y como puedo contarlo. Te sacude. En Occidente, en nuestra cultura, la muerte es un tabú y de repente vas a un sitio donde no sólo es que sea pública y se hable de ella, sino que la consideren una liberación. Ellos lo sienten como una parte integrante de la vida. Es un choque tan enorme… pero al mismo tiempo interesante, se vive con angustia, por lo menos yo lo viví así.

“Todos somos un poco esquizofrénicos. Todos tenemos una voz que nos está siempre criticando”

:mrgreen: : ¿Por qué incluiste dentro de la película a “el otro”, esa voz interior tuya que te lleva la contraria continuamente, no es un poco esquizofrénico?
Sí, pero creo que todos somos un poco esquizofrénicos. Todos tenemos una voz que nos está siempre criticando: “Lo voy a hacer bien, lo voy a hacer mal, voy a estar brillante o no, voy a seducirla o no” en todas las cuestiones de la vida. La propuesta es: a esa otra voz que todos tenemos, darle vida en la película, hacer de ella un personaje. Es tratar de incluir cosas que son propias de la vida, por lo menos de la mía, en la propia película como contenido y esperar que en esa operación, la gente se pueda relacionar con ella por empatía.

:mrgreen: : Parece que es muy importante en la película la arquitectura y la oposición entre el racionalismo y el neoclasicismo. ¿Cómo actúa la arquitectura en “Mapa”?
Me encanta la arquitectura y tenía la voluntad de meterla en la película. Porque para mí un edificio es la máxima expresión de control, es el espacio controlado. Un arquitecto es como un pequeño Dios, puede construir un mundo que contienen esas paredes, completamente él. Como metáfora me parecía interesante, el descontrol que siente el personaje en contraste con esos espacios o universos ordenados que son los edificios. La película se sostiene mucho sobre contrastes de cosas. Y esa especie de caos versus orden yo trato de materializarlo en algo que pueda filmar y en este caso son los edificios.

:mrgreen: : Para el que se pierde un poco, ¿qué tipo de película es “Mapa”? ¿Una película de viajes sobre la India, una de romances, un documental, una película de autobúsqueda? ¿Cómo la definirías tú?
Yo creo, sinceramente, que es una película diario, en el sentido de que cubre, cuenta una parte de la vida de una persona. Y cómo todo diario y toda vida de alguien, tiene muchas vetas, muchos tonos distintos, posibles discursos. La película mete muchas cosas, pero se jerarquizan, se ponen al servicio de una historia principal que la narra que es esta historia de amor y desamor. Pero como la vida tiene muchas cosas, la película tiene muchas cosas.

:mrgreen: : Cuando estaba viendo la película me recordaba mucho a “Cravan vs Cravan” de Isaki Lacuesta y luego vi que lo incluías en los agradecimientos. ¿Qué le debes a Isaki?
Isaki es amigo personal, me parece un cineasta absolutamente esencial en la nueva generación. Es la punta de lanza, una persona que está abriendo veta en un nuevo tipo de cine. A mí me ha influido mucho, tanto él, como sus películas, pero sobre todo él, su actitud ante al cine, ante la vida, su voluntad de experimentar, de explorar, pero a la vez llegar al público.

:mrgreen: : No escuchaba aplausos en el cine desde “Malditos Bastardos” y en el pase de prensa aplaudió la gente. ¿Qué te parece que la prensa aplauda la película? ¿Por qué se están perdiendo los aplausos en el cine?
Que la prensa aplauda en la película, no lo sabía, pero estoy encantado. ¡Qué puedo decir! Y respecto a la segunda pregunta, no sé que decirte. Tenemos carencias de películas hechas desde el corazón frente a hacer películas con vocación personal pensando en el resultado. Creo que puede ser eso, pero es difícil de contestar.

 

FREEK! te recomienda:

Juan Antonio Huertas

Comenzó a ser redactor de FREEk! como parte de un tratamiento para superar su adicción al Varón Dandy vía oral. Hoy está casi rehabilitado. Le gusta la música, el cine y la literatura que le hace sudar, que le piten los oídos, le provoquen insomnio o poluciones nocturnas. No le presten dinero ni le llamen para las mudanzas.


Un comentario

  1. Niki dice:

    Yo visité en el ashram dónde estuvieron los Beatles en Rishikesh. Ahora está abandonado pero merece la pena ir. Hay pintadas en las paredes con motivos del grupo.

    Por cierto, el video de youtube parece ser que ya no existe.

    Responder

Deja tu comentario


8 × = treinta dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD