Too young to die, too old for rock and roll

"Brit 1: Viejo soldado". Edición ampliada y coloreada. Robert Kirkman, Tony Moore, Cliff Rathburn, Val Spales (Aleta Ediciones)

Si en “Invencible”, Robert Kirkman explora la angustia adolescente, las relaciones paterno-filiales y el despertar superheróico; en “Brit” nos encontramos una visión “geriátrica” del ser superpoderoso. Brit es un tipo que lleva un buen montón de años currando en secreto para el Pentágono, limpiando la porquería a la que ellos son incapaces de hacerle frente. Pero el héroe viejuno no pretende llevar una existencia glamurosa, más bien todo lo contrario: vive en un local de striptease, su joven y macizorra novia Jessica es una de las chicas que exhiben sus cuerpos agarradas a una barra bien engrasada y sobre todo trata de evitar todo lo que esté relacionado con el concepto “familia”.

Y es que claro, siendo indestructible y prácticamente inmortal es lo que tiene. Brit ha vivido ya varias vidas, y los daños colaterales que va dejando a su paso regresarán para no dejarlo en paz. Uno de ellos es su ex esposa y su nuevo marido, con los que tendrá más que palabras…

Por si enfrentarse a descomunales yetis, monstruos interdimensionales y lo más granado de la comunidad villanesca fuera poco, su jefe directo, el poco fiable Erickson (el antecesor de Cecil Steadman, uno de los secundarios de las aventuras del bisoño Mark Grayson), que junto al mad doctor Rodgers, quieren quitarlo de enmedio, no sin antes utilizar sus células para crear un ejército de invencibles soldados. Menos mal que tiene a Donald, el segundo de a bordo, que va a echarla más de un cable en situaciones desesperadas.

Junto al orondo guionista norteamericano nos encontramos al que en los principios de su carrera compartió muchas páginas de cómic, Tony Moore (“Battle Pope”, de próxima publicación por Aleta y el primer arco argumental de “Los Muertos Vivientes”, por la que tuvo hace unos meses unos “problemillas” legales… ) y a un Cliff Rathburn que tomaría el testigo. En esta nueva edición contaremos con otro nombre “de la casa”, Val Staples, que colorea las aventuras de este tipo duro, que lleva demasiado tiempo en el negocio para que se la den con queso…

¡Ah, y sabremos de dónde viene su curioso nombre!

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


cinco − 5 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD