“Silvio fue cofrade y rockero”

Julio Muñoz Gijón, o "Seven" en clave miarma

Sevilla tiene siete letras, siete giros, Las Siete Revueltas, una de sus calles más famosas. Imaginen a un psicópata pegando trozos de papel en un mensaje anónimo como en el opening de cierta película de David Fincher, pero con música de José Manuel Soto y olor a incienso. Julio Muñoz Gijón nos cuenta como escribió “El Asesino de la Regañá”, donde un serial killer asesina con sevillanas maneras a los modernos que enturbian las tradiciones de la capital hispalense. Como diría @ranciosevillano en Twitter: “Montaditos o muerte”.

 

 

:mrgreen: : En primer lugar, ¿cómo se te ocurre escribir este tipo de novela? ¿Fue por tieso o por enterista?
Absoluta tiesunidad. Estaba en el paro y empecé a escribir como todos los parados. El rollo era “vamos, tengo cosas muy interesantes que contar, la gente debe saber esto”. Después de tres páginas leí lo que llevaba y dije “menudo coñazo”. Pensé que yo no lo leería si viniera de otro, así que hice examen de conciencia, propósito de enmienda y me pregunté: “¿Qué eres tú, miarma?” y me respondí: “Sevillano y graciosete”. Y ése es el resumen más sintético que podría hacer de la novela: sevillana y gracioseta (al menos en propósito)

:mrgreen: : ¿Provocará el argumento de la novela que muchos modernos sevillanos tengan canguelo y haya un éxilio masivo a Barcelona? Lo que antes era motivo para hacer las Américas, ¿puede ser ahora para pedir asilo político?
Espero que las únicas consecuencias sean para los fabricantes de regañás, que aumenten ventas los de El Guijo o los de La Parra que son las que yo como. Pero vamos, Barcelona es muy fuerte. Un amigo mío dice que si tienes una idea en Madrid la gente te dice “venga, vamos a hacerla”, en Sevilla te dicen “qué paranoia quillo, vámonos a un bar”, y en Barcelona te dicen con acento argentino “ché pibe sho te hago el logo que soy diseñador”. Allí todo el mundo es diseñador o social media, que comunity manager ya es de catetos.

“Un amigo mío dice que si tienes una idea en Madrid la gente te dice ‘venga, vamos a hacerla’, en Sevilla te dicen ‘qué paranoia quillo, vámonos a un bar’”

:mrgreen: : Citando a Paco Gandía, esto es verídico: una vez viendo La Macarena a la altura de la calle Correduría, veo sacar del balcón de un piso un cuadro de Björk al paso del palio de la hermandad. ¿Se puede aunar el ser hipster con la sevillanía?
Joder qué anecdotón. Yo creo que lo practico, y no soy el único. Hay más gente de la que parece que es el más rojo de sus amigos capillitas agonías y el cofrade entre sus amigos modernos. La coherencia es muy aburrida. Silvio además ya superó eso siendo cofrade y rockero, hemos vuelto atrás dejándonos llevar por cuatro sevillano-kosovares. Yo nunca toleraré por supuesto que alguien me diga que soy menos sevillano que él porque me gusta la música electrónica o no tengo patillas, pero ni siquiera que no puedo emocionarme con La Mortaja porque voy a Obbio. Soy capaz de disfrutar la Semana Santa y después irme unos días a la playa, y eso no significa que sea menos de nada.

:mrgreen: : Me encanta la aparición de tantos personajes ilustres de la vida sevillana como Lopera, José Manuel Soto, Antonio Burgos, Vittorio y Luchino, Vicky Martín Berrocal, los Morancos o Nicolás Salas por las páginas de este libro y metidos en los “fregaos” de un thriller. Pero todos con pseudónimos, ¿temor a un mosqueo en la ciudad, pleitos o que en nuestra literatura no se puede mezclar la ficción con la realidad?
Yo creo que lo más sevillano es reírse de uno mismo, siempre lo digo, y admiro a todos los que nombras de verdad, me enorgullece ser de su misma ciudad, pero fue una condición de la editorial que no aparecieran nombres propios reales. De todas formas yo soy periodista y por deformación quería que fuera como un falso documental, contar una ficción, que llevara a verdades, con ingredientes reales. Aun así los personajes son mezclas de muchos referentes, tampoco se corresponden exactamente con personas.

:mrgreen: : ¿Me juras con la mano sobre un libro de Nicolás Salas que las anécdotas que aparecen en “El Asesino de la Regañá” como la de las fuentes de tinto son ciertas?
Te llevo cualquier día a conocer a mi padre y mi tío Luis que fueron los protagonistas. La imprenta la tienen en El Muro de los Navarros, por si queréis imprimir la revista allí. Y cuando vayamos, te contaremos otros dos hits: la historia del casco de soldar y la de las batamantas. Mira, si hago segunda parte de la rancionovela igual las meto porque son de que te reviente la cabeza.

:mrgreen: : Conocía las dotes de interpretación de Cristina Domínguez, pero no la faceta de ilustradora con los collages que aparecen en algunos capítulos. ¿Cómo surgió la colaboración?
Pues surgió de que es mi mujer y nos parecía una buena idea que el libro fuera una cosa de los dos. La verdad es que somos dos polvorillas y nos involucramos cada vez que podemos en los proyectos que hace el otro. Ella está haciendo un espectáculo en Madrid que se llama “Rapsodia Barata”, que por cierto tiene un twitter muy bueno, @poesiamacarra, y ¿a qué no sabéis quién es el técnico de luces y audios?

“El negocio editorial a veces tiene unas condiciones abusivas y a mí me las propusieron”

:mrgreen: : ¿Puede que haya gente que piense que la publicación de esta novela por una editorial malagueña sea una blasfemia a las sevillanas maneras? ¿No hablaste con Almuzara o Renacimiento?
Pues contactaron varias editoriales conmigo, la verdad, me sorprendió. Pero el negocio editorial a veces tiene unas condiciones abusivas y a mí me las propusieron. Me pedían casi 2500 euros por sacarme el libro. Yo no quiero hacerme rico con el libro pero tampoco arruinarme, más en el paro. Al final, me llamó Seleer y ellos solo te piden que vendas 50 libros para pagar la edición, no se adelanta nada de dinero. Y me pareció justo. De todas maneras, hay mucha gente que se queja de que hago mucho spam en la cuenta y hay hasta quién me dice que me voy a hacer rico, la realidad es que de cada libro que la gente compra a mi me dan 1’7 euros. Es decir, para una cena de pescaito frito de La Isla tengo que vender lo menos 25 libros, y en total van solo 300…

:mrgreen: : ¿Era posible que no apareciera el fútbol en un thriller/comedia ambientado en Sevilla?
Imposible, absolutamente. Con los presidentes de los equipos que han pasado por aquí… Sería renunciar a un universo muy aprovechable.

:mrgreen: : Cómo bético, ¿disfrutaste torturando en la ficción a uno de los sevillistas más famosos?
No, no, para nada, no soy antisevillista. En un derbi desde luego prefiero que gane el Betis, pero no había ningún ánimo de venganza. Es que cuando me puse me acordé de cuando César de Los Morancos le cogió el culo de broma a Dragutinovic y el otro le dio un bofetón. Es que si eso lo escribes no se lo cree nadie. Lo mejor es que después se hicieron amigos.

:mrgreen: : La expresión “Serva la Bari” siginifica mucho en la novela. ¿No es la marcha titulada así una melodía que suena mucho a una banda sonora de James Bond si el agente 007 bebiera botellines de Cruzcampo en lugar de Martini con vodka? ¿Qué aconsejas escuchar para leer la novela?
El playlist de la novela tendría Silvio, Triana, Royksopp, Love of Lesbian, Siempre Así, marchas del Maestro Tejera, Sigur Ros y por supuesto “Te Voy a Dar” de Alex Ortíz. Vamos a mezclar, yo no soy el mismo siempre, afortunadamente, y paseando por el Paseo Colón disfruto escuchando marchas que se están ensayando allí y corriendo por el Alamillo me pongo “Feel the Love” de Rudimental a tope.

“El playlist de la novela tendría Silvio, Triana, Royksopp, Love of Lesbian, Siempre Así, marchas del Maestro Tejera, Sigur Ros y por supuesto ‘Te Voy a Dar’ de Alex Ortíz”

:mrgreen: : ¿En qué momento se te ocurrió la escena final queriendo dinamitar tan a la sevillana uno de los iconos de la modernidad hispalense?
Venía a pedir de boca, ¿no? Y no es de lo que más me disgusta, pero al vivir en Castellar, al lado de Feria, paso por ahí mil veces, así que las tengo muy presentes.

:mrgreen: : ¿Habrá @ranciosevillano en Twitter más allá de la novela?
Claro, claro, yo me divierto mucho. Doy puntos de partida y la gente los coge y los estira. Iba andando por la mañana y hacía mucho frío. He puesto: “No es que haga frío, es que he visto a dos pingüinos quemando un palé”. Pues me responde uno y me dice: “Ten cuidado porque yo los he visto luego y me han intentado quitar el chaquetón”. Un poco más y me meo.

:mrgreen: : El libro tiene 34 capítulos, ¿no hubiera sido más redondo cuadrarlo para que hubiera tenido 33, la edad de Cristo y así cuadrar el enigma miarma-masónico?
Hostia, ahí me la has metido. Ni lo había pensado. Ken Follet hizo lo mismo con la edad de la duquesa en “Los Pilares de la Tierra” y un poco más y no acaba, pero si hay segunda parte me miro la edad de alguien.

:mrgreen: : ¿Te han ofrecido alguna propuesta para llevar el guión al cine o para una “mini-serie” de televisión al estilo “Arrayán”? ¿Quién te gustaría que lo dirigiera?
O Pancho Bautista, el director de “Se acabó el petróleo” o Michel Gondry. A ver quién tiene más libre.

 

FREEK! te recomienda:

Juan Antonio Huertas

Comenzó a ser redactor de FREEk! como parte de un tratamiento para superar su adicción al Varón Dandy vía oral. Hoy está casi rehabilitado. Le gusta la música, el cine y la literatura que le hace sudar, que le piten los oídos, le provoquen insomnio o poluciones nocturnas. No le presten dinero ni le llamen para las mudanzas.


Deja tu comentario


uno + = 7

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD