“¡Saquemos pecho y sigamos rockeando este jodido país!”

Los Mambo Jambo, repartiendo cera

Que estos cuatro caballeros le den, con tanto estilo como soltura, al mambo no es baladí. Entre sus miembros, ojo, figuran el saxofonista que ladeaba con su viento la gorra de Nick Curran o el imponente frontman de los Nu Niles… Casi nada, oiga. ¿A quién le extraña pues ese apego suyo a los sonidos clásicos engrasados con brillantina? Acostumbrados a sus impresionantes directos, más de uno ya nos preguntábamos cuándo llegaría un señor disco que les hiciera justicia. La respuesta es ahora. Y FREEk! está aquí para contarlo.

:mrgreen: : Pérez Prado llamó “Mambo Jambo” a “Qué rico el mambo” para poder comercializarlo en Estados Unidos y Mambo Jambo es utilizado como frase en el slang.  ¿Por qué escogisteis ese nombre para vuestro grupo?
Lo escogimos porque nos sonaba bien. Normalmente el nombre se utiliza como expresión de sorna, en referencia a creencias mágico-religiosas sin sentido. En “Mandingo” se llamaba Maambojamboo a un bailarín enmascarado que participaba en ceremonias religiosas. En el imaginario mágico-musical de New Orleans, también aparece; en letras de Dr. John o James Booker. En el mundo anglosajón lo escriben “Mumbo Junmbo”. Nosotros lon escribimos tal y como suena en castellano: Mambo Jambo.

:mrgreen: : ¿Qué hay en Barcelona que salen tantos grupos instrumentales rompecaderas como vosotros o los Tiki Phantoms?
Sí, durante la última década se han consolidado, no solo en Barcelona, sino en todo el estado varios grupos instrumentales como Los Coronas, los Tiki y además con proyección internacional. Hombre, hay precedentes desde los sesenta, como Los Sonor, Los Pekenikes, etc. Creo que King Curtis, Duane Eddy, Los Champs o Lonnie Mack escribieron páginas memorables en la historia del Rock ‘n’ Roll y es lógico que su influencia atrape a instrumentistas contemporáneos. Por otro lado, lo bueno de la música instrumental es que es un lenguaje universal, sin idiomas. El mensaje, el contenido, es la propia música. También hay en la actualidad, un desacomplejamiento del mercado que permite que bandas como nosotros puedan funcionar.

“La música instrumental es un lenguaje universal, sin idiomas. El mensaje, el contenido, es la propia música”

:mrgreen: : Me hablan desde altas instancias del Monkey Week sobre vuestro gran directo en El Puerto de Santa María en 2011. ¿Qué ofrecéis al público en vuestras actuaciones?
Creo que el público se deja llevar por la energía que transmitimos en directo, porque nosotros nos dejamos llevar por la música, sin complejos. Es una música aparentemente simple, pero tiene que estar bien ejecutada, con convicción y entrega, porque si no, la gente no conecta. Cuando alguien ve nuestro directo no ha de pensar, descifrar o intentar interpretar. Queremos que la gente se abandone por el torbellino de energía y ritmo que ofrecemos. También creo que la conjunción de los cuatro miembros de los Mambo Jambo es especial. ¡Cuando ves a Ivan Kovacevic dándole lo suyo a su contrabajo, a Anton Jarl patear con precisión y a Mario Cobo soleando a gusto, no te puedes quedar indiferente! Tenemos mucha suerte de habernos encontrado. Ahora el reto para nosotros es mantener el nivel de energía y precisión en todos y cada uno de los conciertos, ¡eso nos motiva muchísimo!

:mrgreen: : Habéis estado dándolo todo en el espectáculo burlesque “Taboo” que se celebra periódicamente en la Sala Apolo de Barcelona. ¿Podéis explicar el resurgimiento de este movimiento?
En “Taboo” empezó como una aventura, junto a Alberto Guijarro y Juanjo Barrantes, en la Sala Apolo de Barcelona hace tres años. Teníamos muchas ganas de crear una velada de burlesque en nuestra ciudad en la que se pudieran ver las mejores exotic dancers del momento, números de freaks y todo esto mezclado con el r’n'r y el r’n'b. Para esto Los Mambo Jambo era la banda ideal. Durante tres temporadas la gente ha descubierto una manera de entretenimiento nuevo, pero antiguo a la vez. Me refiero a que el burlesque es un show de varieteé, un tipo de espectáculo que llevamos integrado en el imaginario popular; lo hemos visto en un sinfín de películas o cuando hemos viajado por Europa o por Estados Unidos. Pero aquí no habíamos tenido la oportunidad de gozarlo de primera mano. Delante de la hipersexualización de nuestra sociedad; en el ocio, en el entretenimiento, en la ficción, etcétera, un show que juega con la seducción con humor y sin ser explícito, da un respiro, a la vez que un soplo de aire fresco.

:mrgreen: : Buscando información sobre vuestro primer disco llegué a Scatman John que tiene una canción titulada “Mambo Jambo”. ¿Os habéis planteado tener un cantante que cantara con sílabas o sin singificado, haciendo scat?
De momento no, la verdad.

“Es hora de despojarnos de este aire de victimísmo que a veces llevamos en el mundo de la música; ¿sobrevivir? No, ¡vivir!”

:mrgreen: : Outono Rock, Surforama, Frantic Weekend, Rockin’ Race… ¿Son estos festivales una de las formas de sobrevivir que tienen los grupos de vuestro estilo?
Estos son unos festivales fantásticos que dan la oportunidad de ver a una serie de grupos que a veces cuestan de ver en tu ciudad. Yo creo que es hora de despojarnos de este aire de victimísmo que a veces llevamos en el mundo de la música; ¿sobrevivir? No, ¡vivir! El panorama está jodido, pues ¡a currar, a ser imaginativo, a buscar nuevas salidas para tu música! Como lo son la gente que monta estos festivales, muchas veces con más ánimo que recursos, pero que tiran adelante. Los cuatro festivales que has nombrado y en los que hemos tocado han estado a reventar de gente. ¡Saquemos pecho y sigamos rockeando este jodido país!

:mrgreen: : ¿Qué os parecen grupos como The Pepper Pots, O Sister y programas de radio como “Melodías Pizarras“? ¿Cómo veis esta vuelta de lo oldie y la calidad que muestran estos grupos?
Creo que es una reacción lógica del público. La gente se satura de novedades y “productos”, en el mal sentido de la palabra y encuentra, en lo que los medios llaman retro, oldies, etc. una manera de hacer música más artesanal. De todas maneras, una vez más, el mercado engullirá estos términos en un santiamén y los convertirá en un tag o en una cubeta más.
En cuanto a “Melodías Pizarras”, me parece un programa muy libre, que hace una mélange de estilos muy atractivo. Para mí, como coleccionista de 78 rpm es una mina!

:mrgreen: : ¿Cuál es la maldición de los rockers de la que avisáis en una de vuestras canciones?
El título de este tema lo debemos a una historieta de cómic creada por Tamer y Jano a principios de los noventa. En ella una congregación de rockers hace un ritual macarraresco, para unir fuerzas. Nos gustó la imagen y la llevamos al terreno musical. Es un gusto poner títulos a temas instrumentales. Es como buscar un traje a la música; acabar de redondear la película que has creado con la música.

:mrgreen: : ¿Qué hay que hacer para tener vuestro swing?
Creerse lo que estás tocando, identificarse con tú instrumento, practicar mucho, sentirse parte de una tradición musical, ser “amigo musical” de la gente con la que estás tocando. Y muy importante: agradecer a toda la gente que te apoya, que te sigue y se desplaza para verte tocar; ¡eso te da alas a la hora de tocar!

 

FREEK! te recomienda:

Juan Antonio Huertas

Comenzó a ser redactor de FREEk! como parte de un tratamiento para superar su adicción al Varón Dandy vía oral. Hoy está casi rehabilitado. Le gusta la música, el cine y la literatura que le hace sudar, que le piten los oídos, le provoquen insomnio o poluciones nocturnas. No le presten dinero ni le llamen para las mudanzas.


Deja tu comentario


− 7 = dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD