Curvas oníricas

"Sueños. Celia", Terry Dodson, D.P. Filippi (Editorial Dolmen)

Existe un tipo de ilustrador que ha sido bendecido con el don de dibujar féminas que traspasan el papel impreso: mujeres voluptuosas, de belleza arrebatadora, que en nuestra adolescencia parecían mirarnos lascivamente desde la viñeta. Horacio Altuna, Milo Manara, Eleuteri Serpieri son algunos de estos artistas, a los que habría que añadir el nombre del norteamericano Terry Dodson. Alumno aventajado del genial Adam Hughes, ha sabido labrarse un nombre en el mercado mainstream estadounidense, pero al igual que su compañero de editorial John Cassaday, han desviado su mirada, y lápices, hacia el Viejo Continente y abandonado de manera momentánea el corsé del comic book americano.

La editorial Dolmen nos presenta ahora el segundo, y último volumen, de esta exquisita obra, publicada originalmente por la gala Les Humanoïdes Associés y en la que continuamos siendo testigos de las aventuras de Coraline, una bella institutriz a la que se encarga la difícil tarea de cuidar del joven y rebelde Vernère, un avispado chico que inventa toda clase de artilugios, trasladándonos a una realidad paralela en la que impera lo steampunk.

Pero parece que la verdadera misión de la muchacha es otra, ya que tras ingerir un delicioso zumo es trasladada a un mundo de sueños, en los que, como una crecidita Alicia, se topará con personajes extraños, en un ambiente salido de la imaginación de un escritor: piratas, odaliscas, sultanes, un hombre-mono, enanitos, princesas… Y en medio de un ambiente febril, se dejará llevar por los efluvios eróticos de diversos momentos, para huir siempre en el último segundo. Pero, ¿cuál es la verdadera misión de Coraline? En este segundo álbum lo vamos a descubrir, y sabremos el porqué del comportamiento del jovenzuelo; su ayuda de cámara, Ekborn y demás personajes que pululan por la vida y sueños de la chica rubia.

Dodson abandona las tintas más duras de su faceta superheróica y nos ofrece aquí unos bellas ilustraciones, que unidas a los sutiles colores de su esposa Raquel hacen de éste un cómic para disfrutar mirándolo, explorando las viñetas en busca de detalles perdidos. El guionista D.P. Filippi mezcla con sabiduría el mundo de Julio Verne con los cuentos clásicos en un ambiente onírico-erótico.

Mientras, nosotros los lectores, anhelamos el  encontrarnos en una esquina con una mujer que se asemeje a la bella Coraline. Ay, soñar no cuesta nada…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


1 + cinco =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD