Mi vida como superhéroe

"Invencible: Ultimate Collection Vol. 1", Robert Kirkman, Cory Walker, Ryan Ottley (Dolmen Editorial)

En el mundo de los cómics de superhéroes ya se ha contado todo: Versiones oscuras y violentas, crossovers imposibles, epopeyas intergalácticas, regreso a lo básico, muerte y resurrección… En fin, que es bastante difícil que los encargados de una colección regular nos sorprendan a estas alturas, ya sea porque el personaje lleva tras de sí cientos de números y lo hayan pasado por la túrmix narrativa más de una vez o porque, sencillamente, el ritmo de edición y las políticas editoriales sólo se preocupan de inundar el mercado de colecciones, olvidables la mayoría.

Pero siempre hay una excepción a la regla, y en este caso me refiero a “Invencible”, las aventuras del joven Mark Grayson, un
chaval preocupado por las cosas propias de su edad: las chicas y pasarlo bien. La cosa cambia cuando sepa que su padre es el héroe más poderoso del planeta, Omni-Man, pero también un heraldo de la sangrienta raza viltrumita, que lo ha enviado para catalogar nuestras
debilidades, ya que los extraterrestres se dedican a esclavizar planetas…

Pero esto no será lo único que se le viene encima al pobre Mark, a la vez que trata de dominar sus poderes tendrá que vérselas con una galería de villanos interminable y que se las harán pasar canutas, intentando destruir una y otra vez la ciudad.

Como nuevo supertipo tendrá que ser aceptado por la comunidad superheróica del lugar, conociendo a la pareja formada por Rex Splode y la maciza Atom Eve (que tiempo después se convertirá en su chica) y siendo aceptado en el grupo de jovenzuelos poderosos
llamado Teen Team.

Vale, a grandes rasgos, este es el argumento. Pero, ¿qué hace de esta serie una de las mejores del mercado? En primer lugar, la frescura
con la que su guionista, Robert Kirkman, la presenta: Aquí no hay que tirar del pasado, auténtica losa para algunos
personajes. Todo es nuevo.

Por otro lado destaca el sentido del humor que surge en muchos momentos (no esperéis encontrar aquí el malrollismo de “The Walking Dead”) pero que desaparece a partir del momento en el que Mark descubre la verdad sobre su progenitor: Una violencia sin límite inunda las
viñetas, dejando momentos realmente bestias y nunca vistos en un cómic book (menos mal que la editorial Image no le pone ninguna restricción al guionista…) y que nos dejarán con la boca abierta en más de una ocasión.

La guinda de la serie, por decirlo de alguna manera, son sus dibujantes. Kirkman los ha elegido sabiamente y comparte un gusto por una línea clara, algo cartoon, y tremendamente funcional. La calidad no decae en ningún momento, ya sea el encargado Corey Walker o Ryan Ottley (tanto monta…) y nos narran las aventuras y desventuras de este mozalbete con un ritmo que hace que devores las páginas.

Dolmen reúne en este primer recopilatorio de lujo los cinco primeros volúmenes de esta magnífica saga superheroíca, de obligada presencia
en la tebeoteca de todo comiquero que se precie.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


siete − 1 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD