El amo de los sueños

"Historias cortas de Satoshi Kon", Satoshi Kon (Planeta DeAgostini)

Su pérdida para los amantes del anime fue algo irreparable, ya que se trataba de uno de los directores con más personalidad del medio. Con
sólo cuatro películas (“Perfect blue”, “Millenium actress”, “Tokio godfathers” y “Paprika”) y una excelente serie de televisión (“Paranoia agent”) dejó una huella imborrable en el mundo de la animación. Pero como la mayoría de profesionales del medio, comenzó su carrera dibujando manga.

Y es ahora cuando la editorial Planeta publica esta recopilación de historias cortas editadas en el 2011 por Kodansha. En este tomo nos encontramos con un Kon gráficamente muy influenciado por el Maestro Katsuhiro Otomo, con el que años más tarde trabajaría tanto en el film “Rojin Z” (atención a la historia titulada “Más allá del sol”, en que se dan varios puntos de coincidencia con la trama del anime de Otomo, pero eliminando el toque sci fi…) y dirigiría el magnífico capítulo del film “Memories” titulado “Magnetic Rose”, adaptando una historia corta del propio Otomo (y que también lo influencia mucho en la historia titulada “Carve” (“Talla”), tanto argumentalmente como utilizando el entorno futurista mezclado con los poderes metales…).

Su humor socarrón se deja ver en las historietas tituladas “Verano de nervios” y “Es la hora de los adioses”, así como poseía un toque especial al referirse al mundo infantil, mezclado en el relato “Kidnappers” (“Secuestradores”) con un par de criminales de lo más hilarante. Esta mezcla de momentos desenfrenados, alocados, con toques de slapstick, serían luego aplicados en la genial “Tokyo Godfathers”.

Pero en esta recopilación también hay espacio por ese otro Satoshi Kon algo más oscuro. Las historias “Los Visitantes” y “Waira” así lo demuestran, dejando paso a momentos de auténtico pasmo, como los que sufren la pobre familia que compra una casa que resulta ser lugar de paso de los espíritus. Por otro lado, los guerreros samuráis de dos facciones opuestas se enfrentan mientras una presencia oscura y letal los va eliminando uno a uno, sin poder imaginar estos a lo que se enfrentan. Es en estas historias, que datan del año 88, cuando el estilo
de dibujo de Kon se va haciendo más y más personal, alejándose del de su admirado Otomo y ofreciendo unas composiciones de página donde destaca una narrativa muy cinematográfica, influenciado ya por su trabajo en el background de varias producciones
animadas.

Este tomo es reflejo estilístico y temático de todas las maravillas que nos ofrecería en el futuro como realizador. Director que supo
construir un universo único, inclasificable y que, por desgracia, dejó sin terminar su última obra, el film titulado “Yume miru kikai” (“La máquina de soñar”), una obra de la que hemos visto algunas imágenes y de la que tanto el productor Masao Maruyama como el director Yoshimi Itazu se hicieron cargo tras el fallecimiento de Kon, prometiendo terminarla.

Esperamos poder ver este último regalo algún día.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


4 × cinco =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD