Garage de museo

Capsula + Autocine Stoller, MW365, Sala Museo, Sevilla, 14 de Abril de 2012

Ya ha llovido bastante desde la primera vez que vi a Capsula en Utrera, en la Sala Plátano Sónico –que en realidad es un vestíbulo de una estación de autobuses reutilizada– y tenía muchas ganas de volver a verlos. Y ahora tenía la oportunidad, pues no tiene perdón de Dios que no los haya visto en el Monkey Week, colaborando como colaboro para esta publicación. No sé qué estaría haciendo ese día. Seguramente haciendo rehablitación por el uso anormal de sustancias legales…

Y además que manera de volver a verlos que acompañados de la banda local Autocine Stoller. Estos chicos que profesan auténtico amor al rock cincuentero, que no cincuentón, no jugaron el papel de simples comparsas de Capsula. Pues fue un concierto bastante más generoso que el de unos teloneros cualquiera. Catorce canciones que como dicen en una de sus canciones derrochan “adrenalina y corazón”. Y cómo sólo tienen un EP que todavía está inédito y que se puede escuchar en la red, tuvieron que tirar de algunas versiones para completar el repertorio, algo que se agradece para los que somos fans de esas versiones que los grupos personalizan y hacen suyas.


Al principio por la falta de tablas a Clarisa Guerra se le veía bastante nerviosa, pero todos esos nervios se esfumaron cuando vio que tenía al respetable de su parte y sobre todo cuando tras la tercera canción llamó para hacer los coros a su amiga Pilar G. Angulo y ya de camino bailotear un poquito para quitarse el miedo escénico con “El Rock Siempre lo Bailo”. Si la primera canción fue una versión de “Brand New Cadillac” a mí me impresionaron con ese cover tan personal y rockabilly de “Perfidia” y otras como “Summertime Blues”, “These Boots Are Made for Walking” o “Sunny” que a pesar de ser una de las canciones más versionadas de la Historia, seguro que a Bobby Hebb le agradaría mucho esta interpretación de su sublime tema.

Me divirtieron muchísimo con las canciones propias, demostrando que no son ese típico grupo de versiones ni la versión moderna de una orquesta de pueblo aficionada al rock, sino que tienen un sello personal y que podrían fácilmente ser la banda que toca en el bar de alguna serie ambientada en el sur de Estados Unidos como “True Blood”, si esos vampiros pudieran tomar el sol andaluz.

Y llegaron Capsula. Se sube al escenario la banda argentina afincada en Bilbao, Martín con camisa roja y aspecto entre Iggy Pop y Mick Jagger a la guitarra y Coni al bajo destacando con su diadema de orejas de gato. También había detrás un batería, vamos a acordarnos de estas personas con baquetas en las manos que también existen. Adopta un batería, quiérelo. Más si es como éste, pardiez.

Guitarreo de garaje con tintes Sonic Youth y un bajo sobresaliente que suena a Pixies. Como en la banda telonera, son las mujeres -aunque pueda parecer en principio aquí que no- quienes llevan la personalidad del grupo. Además, la voz aguda de Coni Duchess cuando aparece resta protagonismo a la de Martín Guevara, y ay, esos movimientos tan sugerentes que hacen desear ser cierto instrumento de cuatro cuerdas.

Una pena que no hubiera más público que disfrutara del concierto de esta pareja, pero a veces se llegan a programar tres conciertos de nivel en nuestra ciudad y a veces nos pasamos varias semanas comiéndonos los mocos. Sí, como dice mi madre, “me duele la boca de decirlo”, pero es que parece que se ponen de acuerdo para hacer esto en una ciudad que no suele prestar mucha atención a lo que se cuece en el underground. Bueno, yo por lo menos pude estar y alucinar con el alma que le ponen a todo los Capsula, aún sin demasiado público. Y también es de alucinar con el respetable que allí estuvo que animó como si fueran tres veces más personas.

Para mí se queda ese conciertazo, con una guinda sublime: la interpretación apasionada de una de mis favoritas de Bowie, “Suffragette City”.

 

FREEK! te recomienda:

Juan Antonio Huertas

Comenzó a ser redactor de FREEk! como parte de un tratamiento para superar su adicción al Varón Dandy vía oral. Hoy está casi rehabilitado. Le gusta la música, el cine y la literatura que le hace sudar, que le piten los oídos, le provoquen insomnio o poluciones nocturnas. No le presten dinero ni le llamen para las mudanzas.


Deja tu comentario


9 − = siete

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD