Al Leong


lbert Leong, alias Al “Ka Bong”, es unos de los iconos más famoso del cine de acción norteamericano. Extra pluriempleado y actor secundario de culto, seguro que al menos lo habrás visto una vez en tu vida en la pantalla. Todo un asioamericano ilustre que se ha hecho un hueco en esta sección por méritos propios.

Puede que al ver la foto que encabeza esta sección hayas reconocido el careto de Albert Leong, es normal, no te preocupes. Ahora bien, si al ver la fotografía has reconocido al elemento éste y además sabías como se llamaba pues, amigo mío, tienes un problema, eres un poco “rarito”.

Y es que algunos se creen capaces de medir la calidad de un actor o actriz por las películas súper-taquilleras en las que ha participado. Pues si partimos de esa premisa, deja que te hable de este gran desconocido del cine que desde los ‘80 viene dando guerra en todos los blockbusters norteamericanos que se precien. Ya quisieran muchos actores tener el currículum del amigo Leong que desde 1983, cuando apareció en “Los límites de la realidad”, se ha dejado la piel y el careto en muchas más filmes de los que puedes siquiera recordar. Y para demostrarte la afirmación que acabo de hacer paso a listar unas cuantas pelis en las que ha tomado parte de una forma u otra. Seguro que en más de una ocasión dirás: “¡Ah, es verdad!”. Ya verás, ya; vamos a ver, así de memoria me vienen a la mente: “Arma Letal”, torturando mediante descargas eléctricas al santón Mel Gibson (quien lo ha visto y quien lo ve); “¡Están vivos!”, del gran maestro John Carpenter o en el “Godzilla” del papanatas Roland Emmerich, en la que hacía de pescador al principio de la película.

Su inconfundible e incipiente calvicie, su cabellera (donde le queda pelo) y su bigote al más puro chinese style hacen que sus apariciones cinematográficas queden grabadas en nuestra retina en forma de déjà vu. Una vez que hace su fugaz actuación habitual en la peli de turno te quedas con esa sensación de… “oye, yo creo que conozco a ese esbirro del malo, ¿no?”.

Personalmente me quedo con algunos momentos memorables que han hecho de este personaje todo un mito. Por ejemplo en “La jungla de cristal”, en la que hacía de Uli, terrorista alemán (¿?), uno de los esbirros de Hans Gruber. Armado con su Heckler & Koch MP5, momentos antes de ser asaltados por los SWAT, se parapeta en un puesto de golosinas del Nakatomi Plaza y cae en la cuenta (¿por qué no?) que de paso puede robar unas chocolatinas de debajo del mostrador. Una de sus apariciones más recordadas es en “Golpe en la Pequeña China”, como uno de los líderes del Wing Kong, al servicio del temible Lo Pan; aquí aparece portando un par de hachas de carnicero y rompe la “pausa china” con un grito de guerra que hace que se monte un pollo de cuidado. Y, ¿cómo no?, recordemos su fugaz aparición al ritmo de AC/DC en “El último gran héroe”; era de esperar que John McTiernan no dejase pasar la oportunidad de sacar en su locura de película llena de cameos al stuntman más famoso de Hollywood. Incluso da la sensación que ha llegado al nivel de ser capaz de parodiarse a sí mismo… No cabe duda, es todo un mito viviente.

El señor Leong se ha labrado su reputación de gran especialista de cine y coreógrafo de artes marciales, no sólo a través de sus apariciones en la gran pantalla, sino también mediante muchísimas colaboraciones en series de televisión de diversa índole:
y yo que sé cuántas más, un larguísimo etcétera.

Pero no contento con todo esto, en el año 2000 el gran Albert dió el salto que todo profesional del séptimo arte que se precie debe dar: guionizó y dirigió su debut tras las cámaras, el filme de bajo presupuesto (creo que los entendidos en estos casos dicen “independiente”) “Daddy Tell Me a Story”. Suponemos que con escaso éxito, pero bueno, no nos preocupemos. Estoy seguro que todos preferimos ver al incombustible Albert frente a la cámara, repartiendo leña y recibiendo mamporros del bueno de turno. Creo haber leído alguna vez que ha muerto en pantalla unas 27 veces. Incluso tras haber caído en “Arma Letal” a manos (bueno, a piernas mejor dicho) del sargento Martin Riggs, ¡vuelve a aparecer en “Arma Letal 4″! Realmente incombustible el tío, ¡menudo fiera!

 

FREEK! te recomienda:

Javier Jodar


Deja tu comentario


2 + ocho =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD