No son pájaros ni aviones, pero también vuelan

Los otros superhéroes del cómic

The Boys, de Garth Ennis

 

Olvídate de tu simpático vecino arácnido, o de ese boy scout que se pone chungo cuando le acercas una piedra verde. ¿Cansado del amargado con el disfraz de murciélago? Si ya te conoces las aventuras de estos héroes al dedillo, ¿por qué no buscar a otros? Hay muchos más supertipos y están ahí afuera…

 

KIRKMANVERSO

En pocos años, bajo el amparo de la editorial Image, Robert Kirkman se ha convertido en uno de los guionistas más fértiles e interesantes del panorama comiquero estadounidense. Obviemos el tremendo éxito de su serie más conocida (¡este artículo no va sobre zombis!) y demos un repaso a su propio universo heroico, al sello Skybound.

La serie señera es “Invincible”, protagonizada por el joven Mark Grayson, un chico con una vida normal y corriente hasta que descubre que su padre Nolan es el héroe más poderoso del planeta. Al cumplir los diecisiete comienza a desarrollar poderes, por lo que es estrenado con su progenitor y de vez en cuando colaborará con los otros chavales que forman el grupo Teen Team.

Hasta ahora no he descrito nada que se salga de lo habitual, pero la vida de Mark cambiará para siempre el día que descubra que su padre no es humano, pertenece a la raza alienígena viltrumita, unos sangrientos conquistadores que lo enviaron a nuestro planeta para estudiar las costumbres y debilidades de los terráqueos…

Esta serie lo tiene todo: humor, violencia muy explícita, drama, algo de sexo, villanos por un tubo… y ha dado cabida y presentado a todo el resto de panteón de este particular universo. Brit, un superhéroe viejuno, pero no por ello menos duro; The Guardians of the Globe, un supergrupo que defiende a la Tierra de los constantes ataques que recibe; Atom Eve, la mollar superheroína que con el tiempo se convertirá en la pareja del protagonista…

Así podía seguir durante un buen rato, y es que la imaginación de Kirkman no para y el número de héroes y malosos (Angstrom Levy, Doc Seismic, Magnattack, Multi-Paul…) que aparecen en las páginas del cómic es incontable, dotándolos a todos de personalidad y rasgos definidos. Además no se corta a la hora de cargárselos de un plumazo. Aquí no pasa como en otros universos, donde nadie permanece muerto por demasiado tiempo… No hay más que ver los rostros machacados, cabezas arrancadas y miembros cercenados de los enemigos del joven Grayson. Y es que durante los ochenta y tantos números que han sido publicados de la serie no hay hueco para el aburrimiento o la repetición. Cada nuevo arco argumental nos sorprende, fascinándonos en un género, admitámoslo, en el que ya se ha contado casi todo.

Pero, ¿qué sería de un gran guionista sin un grupo de magníficos dibujantes? Poseedores de un estilo, en absoluto clónico, perteneciente a una corriente que los engloba, los relaciona: trazos claros, coloridos, con un toque cartoon y sobre todo, con un ritmo de producción constante (cosa que, por desgracia, cada vez pasa menos…): Cory Walker, Ryan Ottley, Benito Cereno, Nate Bellegarde, Jason Howard

“Capes”, “ Tech Jacquet”, “ The Astounding Wolf-Man” son otras aportaciones a este universo. Además  Kirkman escribe también “Super Dinosaur”, una apuesta dirigida a un público más joven, pero que mantiene la calidad que es sello de la casa. Y el guionista no para, ya que para su socio editorial Todd McFarlane creó a Haunt, un oscuro y violento héroe que vive en el interior de Daniel Kilgore, un sacerdote al que se le aparece su hermano Kurt, un agente secreto asesinado. Juntos deberán descubrir los misterios que se ocultan tras la muerte del operativo. Dibujada por Greg Capullo (vaya apellido, colega…), la serie posee las características a las que nos tiene acostumbrado su creador: misterio, acción y violencia sin límite. ¿Qué más se le puede pedir?

En España, la editorial Dolmen se ha encargado de publicar tanto las aventuras del joven Grayson en varios tomos, como las de “Brit”, “Tech Jacquet“… Y Planeta de Agostini acaba de editar el segundo tomo del hombre-lobo más heroico de todos los tiempos (con el permiso de “Werewolf by night”…).

CAMBIANDO DE CHAQUETA

Mark Waid es un reputado guionista que durante su ya larga carrera nos ha deleitado con una de las mejores etapas de Flash, además de una de las sagas que redefinió el universo superheroico de la editorial DC, “Kingdom Come”. Pero tras una etapa algo dubitativa, en la que le perdimos el rastro recaló en la editorial Boom! Studio, poseedora de varias franquicias, entre ellas de la de los personajes de la Disney y Pixar. El dinero ganado con estas colecciones hace que puedan financiar proyectos más personales.

Y ahí es donde entra el guionista de Alabama. Crea “Irredeemable” (“Irredimible”), una vuelta de tuerca al género: Plutonian es el más grande y mejor superhéroe de todos los tiempos, pero de pronto decide convertirse en un letal e imparable villano. Ha perdido la fe en la libertad y la justicia y comienza una sistemática cacería de sus antiguos compañeros del supergrupo Paradigm, a la vez que arrasa el planeta allí por donde pasa.

Serán algunos de estos héroes supervivientes los que se dediquen a investigar por qué este cambio de actitud, y poco a poco irán reuniendo las piezas de una historia que es mucho más enrevesada de lo que parece, adentrándose en la complicada psique de este poderoso ser y la carga que ha llevado sobre sus hombros durante demasiado tiempo, haciendo que al final se interne en el lado oscuro.

El encargado de plasmar esta interesante saga ha sido el dibujante Peter Krause, que en los últimos números de la colección ha sido sustituido por Diego Barreto y Marcio Takara. Y sí, la colección tiene un final, no se eterniza y termina quemándose como suele suceder en el 90% de títulos del mercado yanqui. El número 37 será la despedida y en ella se responderá a muchas cuestiones: ¿será capaz Plutonian de encontrar la redención o todo acabará como una sangrienta carnicería?

Pero Waid no se quedó ahí, y rizando el rizo, creó otra colección, “Incorruptible”, en la que veíamos como una villano de tomo y lomo, Max Damage (su nombre lo dice todo…) tomaba el sendero luminoso y se dedicaba a hacer el bien, con la lógica reacción de los hasta ahora compañeros de fechorías, a los que detiene tras volver de su aparente fallecimiento. Todo ha cambiado para él desde que Plutonian se volvió malote, hasta rechaza a su amante Jailbait que lo recibe con los brazos (y piernas) abiertos.

En esta colección spin off Waid volverá a estudiar el pasado del personaje, sus traumas infantiles y nos ofrecerá una imagen nítida de por qué hace lo que hace al cambiar de bando.

La colección terminará en los USA a la vez que su hermana, el número 30 acabará con sus aventuras y sobre todo nos dará la respuesta a si de verdad es tan incorruptible.

La colección comenzó siendo dibujada por Jean Diaz, siendo sustituida al poco por Horacio Domingues y a la que finalmente arribó Marcio Takara como artista en su cabecera.

“Irredimible” está siendo publicada en nuestro país por Norma Editorial, habiendo editado cuatro tomos.

CAJÓN DE CAPAS

Dynamite Entertainment se ha convertido con el tiempo y una buena gestión en receptora de una serie de personajes, títulos, que la han convertido en una de las opciones editoriales más interesantes del mercado. Citemos algunas de sus cabeceras, en las que se dan la mano los superhéroes y paladines más reconocidos del mundo pulp (Flash Gordon, Tarzan, Green Hornet…), de cuyo revival nos ocuparemos en un futuro artículo.

“Kirby: Genesis”:  Si una editorial coloca en la cabecera de un comic-book los nombres de Kurt Busiek y Alex Ross ya tiene más de media partida ganada. Y es que tras estar varios años detrás de la licencia de los personajes creados por el Maestro Kirby, juntarlos a todos en un universo propio, bajo la supervisión de estos dos gigantes del medio que no se unían artísticamente desde el año 1993, en el que dieron a luz el ya clásico “Marvels”, ha sido un movimiento genial.

La sonda Pionner 10 enviada al espacio exterior regresa a nuestro planeta. La respuesta que trae en su interior cambiará la vida de tres personas corrientes y del planeta Tierra: Captain Victory, Silver Star y una miríada de personajes surgidos de la fértil imaginación de Jack “King” Kirby.

“The Boys”: Cafre, muy cafre. Es la mejor definición que me viene a la cabeza después de leer esta serie creada por el enfant terrible de los comics, Garth Ennis.  Publicada originalmente en el sello Wildstorm de la editorial DC, se hicieron caquita al ver lo que contenían las páginas del tebeo, por lo que los señores de Dynamite le abrieron las puertas a Ennis, dándole libertad creativa absoluta.

En esta colección, nuestro planeta está plagado de superhéroes, multitud de grupos que nos defienden de los ataques de villanos y otras amenazas. Pero la CIA sabe que todo es una fachada, ya que la corrupción más absoluta se ha instalado tras los sonrientes rostros de los defensores de La Tierra. Avaricia, sexo, violencia extrema y mucho, mucho más será con lo que tendrá que lidiar al grupo de The
Boys
. Liderados por el resolutivo Billy Butcher, un agente que no se lo va a pensar dos veces a la hora de machacarle la cabeza a un payaso con capa y mallas; Mother´s Milk, un tipo de color también bastante duro; The Frenchman, un gabacho que da más risa que otra cosa; The Female (¿se parece a Björk, no?), una auténtica fiera que se esconde tras su silenciosa e inexpresiva presencia. Y por último Wee Hughie, un tipo normal y corriente (con el careto del cinematográfico Simon Pegg) que se verá arrastrado a formar parte de este ultraviolento grupo, dentro del cual tendrá que poner a prueba sus convicciones y moral…

Las aventuras de estos “chicos” verán su final en el ya cercano número 71 y creo que habrá de todo, hasta fuegos artificiales, para la despedida…

Otra aportación de Ennis a esta editorial ha sido “Jennifer Blood”, en la que ha pasado por su personal túrmix a “The Punisher” y “Mujeres desesperadas”, teniendo como resultado el personaje de Jen Fellows, una típica ama de casa, amante de su marido e hijos que, cuando termina de hacer la comida y fregar los platos viste un ceñido traje de cuero y porta una bonita colección de letales armas con las que masacra a los cabecillas mafiosos de la ciudad, que resultan ser sus tíos. Una historia de venganza, con momentos delirantes, como la aparición del grupo de asesinas for hire The Ninjettes… Inenarrable.

Y hasta aquí hemos llegado en este recorrido. Por supuesto, hay más, muchos más supertipos, supergrupos. Sólo hay que buscarlos o, en todo caso, mirar hacia el cielo…

¡NO SE VAYAN TODAVÍA, QUE AÚN HAY MÁS!

“TRIO”

John Byrne, al que debido a su carácter “problemático”, no quieren en ninguna editorial, recaló hace tiempo en IDW Publishing. Ahí ha continuado sus “Next Men”, realizado miniseries de “Star Trek”, “Angel”… Pero lo que más llama la atención y nos deja con la boca abierta y la babilla colgando es su nueva serie: “Trio”. Agarraos fuerte, se trata de un grupo de famosos superhéroes, llamados Uno, Dos y Tres (se ha comido tela el coco) pero a los que la gente llama cariñosamente, agarraos otra vez, Piedra, Papel y Tijeras… Pa mear y no echar gota.

“THE CAPE”

Basada en un relato corto de Joe Hill (sí, el hijo de Stephen King; y tiene toda la cara del padre), que ya ha conocido el éxito con su otra
serie “Locke & Key”, nos narra la historia de Eric, un  chaval que siempre ha soñado con ser un  superhéroe y surcar los cielos. ¿Qué ocurriría si ese anhelo se convirtiera en realidad? ¿Y si con el paso del tiempo el ya adulto Eric fuera un hombre roto y ejecutara una terrible venganza contra todo aquel que le ha hecho daño?

“AMERICA’S GOT POWERS”

¡Sí, amigos! Los superpoderes llegan a los reality shows, haciendo famoso de un día para otro al joven Tommy Watts, lo que lo convierte en poco tiempo en la cara más conocida de la televisión. Pero todo este éxito conlleva un precio: secretos de su vida privada será expuestos y ni todo el glamour, las fiestas y las chicas bonitas impedirán que Tommy se vuelva contra aquello que le ha dado la fama. Jonathan Ross y Brian Hitch nos lo cuentan en Image.

“MUDMAN”

Hay héroes de piedra, de agua, de viento… pero, ¿de barro? Paul Grist, después de narrarnos las aventuras del héroe albañil Jack Staff nos presenta a Owen Craig, un chavalote normal y corriente (¿os suena?) que por culpa de un accidente se fusiona con el barro, convirtiéndose en Mudman. Su vida cambiará a partir de entonces y se verá rodeado de villanos tan extraños como él mismo. Una advertencia, Owen, no salgas a la calle los días de lluvia. O, en todo caso, lleva siempre un paraguas…

“SPANDEX”

Y sí, tenía que haber uno. Ellos son Prowler, Liberty, Neon, Indigo, Butch, Mr. Muscles y Diva. Británicos, con superpoderes y todos, toditos, gays. Creados por el guionista Martin Eden, podemos ser testigos de sus batallas contra grupos de ninjas vestidos de rosa y lesbianas gigantescas, al mismo tiempo que dan rienda suelta a sus “necesidades” más vitales… Todo ello repleto de referencias a la cultura pop, así como a los cómics clásicos. ¡Viva la licra, maricón!

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


uno + = 6

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD