“La música es nuestra arma”

La lucha de Tinariwen

Este grupo de tuaregs ha cambiado las dunas y los zumbidos de las balas por los escenarios y la poesía para regalarnos un nuevo disco. A pesar de que Tinariwen lleva más de veinte años en la música, ellos dicen que su nuevo disco, “Tassili”, suena muy parecido a su primer y sorprendente “The Radio Tisdas Sessions”. El pasado 20 de marzo transportaron mágicamente a todo el Teatro Lara de Madrid al desierto de Mali, con los rasgados de sus guitarras, las vibraciones de sus djembés y sus bailes ensirocados. Antes de la actuación, charlamos con Eyadou Ag Leche, bajista, guitarrista, cantante y lo que le echen, sobre cómo hacer de la música, un arma indestructible de guerra y liberación.

:mrgreen: : Buenas noches Eyadou, explícanos: ¿qué es Tassili?
Tassili es una ciudad al sur de Argelia, rodeado de montañas y de dunas, un sitio muy especial, donde hemos grabado el disco. Es un lugar que nos trae muchos recuerdos.

:mrgreen: : En España tenemos serios problemas para entender el inglés o el francés así que imagina cual es nuestro nivel de imoshag (la lengua tuareg). ¿Podrías ayudarnos a descifrar de qué hablan las canciones de “Tassili”?
Las canciones de “Tassili” hablan de las mismas cosas de las que hablan todas las canciones de Tinariwen aunque es verdad que al mismo tiempo vuelven un poco a nuestros inicios. Le cantamos a la naturaleza, a la libertad, al amor, a la vida tuareg, al sufrimiento…a muchas cosas.

:mrgreen: : ¿Entonces no ha habido una evolución en la música de Tinariwen desde que empezasteis, entre este álbum y vuestros discos anteriores?
Creo que es simplemente el espíritu del álbum el que siempre es diferente. El disco muestra el espíritu que teníamos en aquel momento. Se grabó como un ejercicio de memoria de nuestra vuelta a nuestros orígenes así que hemos vuelto a usar las guitarras acústicas, como en nuestros comienzos en los años 80. Tassili fue uno de los lugares en el que compusimos muchas de nuestras primeras canciones así que las ideas del nuevo disco vinieron naturalmente.
Hemos visto que el mundo va muy rápido, y hemos intentado con este disco ralentizarnos un poco. Esperemos que este álbum ayude a mucha gente a tomarse las cosas con más calma y también a salvar el planeta, que es victima de esta velocidad.

“El mundo va muy rápido, y hemos intentado con este disco ralentizarnos un poco”

:mrgreen: : ¿Por qué han desaparecido las voces de las mujeres en este álbum?
Las voces de las mujeres jamás desaparecen en Tinariwen. La voz de la mujer tuareg es muy respetada. Ellas están en el camino con nosotros. Como el álbum se hizo en un viaje, en condiciones particulares, y en un retorno a los orígenes donde la gente viaja en condiciones no muy cómodas en medio del desierto, la idea era hacer un disco que reflejara ese desierto, que entona bastante con las voces de los hombres, que junto con las montañas le dan un efecto más grave a las canciones.

:mrgreen: : ¿Y cómo es el proceso creativo en esas condiciones tan adversas, donde no sobra el agua, la comida o simplemente los medios para grabar?
La creación musical de Tinariwen llega de manera muy natural, a veces la composición es la que llega la primera, a veces llegan a la vez que llegan las letras. No tenemos un procedimiento, todo fluye de manera natural entre todo el grupo.

:mrgreen: : En España no se conoce mucho Tinariwen. ¿A qué se debe eso? ¿Cómo podemos conocer vuestro mensaje?
Nosotros tenemos una buena conexión con Los Ángeles, con New York y otros países europeos. Pero no entiendo por qué en España no conocen a Tinariwen cuando es el país que está más cerca de África. Para nosotros esa cercanía ya supone unos vínculos culturales naturales. Creo que con el tiempo, tenemos que alcanzar el máximo número de gente que conozca nuestra música, lo vamos a intentar a tope.

“El petróleo, los recursos naturales, los negocios… Todo se hace en África así que vuestra crisis es también nuestra crisis”

:mrgreen: : ¿Creéis que existe una dejadez en Europa en general por la cultura y la situación de nuestros vecinos africanos y que solo nos preocupamos de nuestra crisis y nuestros problemas?
El problema es que, para el mundo entero, su economía proviene de África. El petróleo, los recursos naturales, los negocios… Todo se hace en África así que vuestra crisis es también nuestra crisis, hoy África necesita ayuda. Hay muchos problemas que se crearon hace mas de 50 después de la descolonización. Y hoy, a los tuaregs, el problema nos afecta especialmente. Desde el año 1963 estamos en lucha. Luchamos, luchamos y luchamos, pero nadie habla de nuestro conflicto. Nosotros solo queremos nuestra libertad, queremos estar tranquilos en nuestro trozo de desierto. No es solamente por nosotros, nosotros somos un pueblo minoritario, es por todos los africanos, todos los pueblos africanos deben tener derecho a su territorio. En África tenemos más de 150.000 culturas, unas lejos de las otras, y es un tema complicado porque no tenemos una verdadera comunicación entre nuestros pueblos y nuestros países. Nosotros también nos preguntamos por qué pasa esto.

:mrgreen: : ¿La lucha continua en Mali?
Claro que continúa.

:mrgreen: : ¿No hubo una firma de paz hace un par de años con el gobierno de Mali?
Los tuaregs siempre aceptamos la paz cuando nos la ofrecen, somos los primeros que queremos la paz. Pero después de la descolonización en 1963, llegó Mali y desde entonces nos tratan con desprecio.

:mrgreen: : ¿Cuando dices “Mali” te refieres al gobierno?
Claro, nosotros no tenemos ningún problema contra la población, no es problema de personas, no es un problema de razas, sino que se trata de un problema de dictadura. Como ha pasado en Libia, en Egipto, en Túnez, se han desembarazado de sus opresores. En Mali pasa lo mismo desde hace 50 años. Los tuaregs se han dispersado en cuatro países. No estamos en un solo país, estamos en cuatro, así que hoy lo que pedimos es ser respetados y tener al menos la mitad de nuestro país. No pedimos tanto, solo queremos la mitad, la región de Azawag. Y los occidentales, que han provocado la llegada de esta dictadura, no dicen ni hacen nada. Miras la tele y solamente salen africanos luchando y matándose. Y eso no ayuda.

:mrgreen: : ¿Entonces justificáis la lucha armada para la causa tuareg?
Nosotros luchamos al máximo, pero ahora hemos elegido el camino de la música. Es el camino que nos da la posibilidad de hablar con la gente; el mundo debe saber al menos un 1% de tus ideas. Deben saber que todos los africanos tenemos problemas y que no se hace justicia con los africanos. Los problemas que hoy tenemos los han provocados los occidentales. Somos tres millones de personas, no somos muchos, pero no somos pocos y merecemos un respeto, una libertad, porque somos un pueblo hospitalario para el mundo, tenemos un modo de vida, unidos a nuestra cultura, nada materialista. Queremos un modo de vida sencillo. En un mundo donde todo el mundo quiere vestir bien e ir al cielo, nosotros no. Queremos tener paz en la tierra, nada más.

:mrgreen: : ¿Por qué los gobiernos europeos no se preocupan por vuestra causa? ¿Es que en vuestro desierto no hay nada que les interese?
Sí que se preocupan. En el desierto hay uranio y petróleo. Es por eso que los occidentales sí tienen interés. E intentan crear un sistema que no es nada claro. Han dicho que allí hay salafistas, que está Al-Qaeda… ¡no está Al-Qaeda ni está nadie! Son trucos, están preparando las cosas para llegar a ese uranio y a ese petróleo. Nosotros todos nuestros recursos se los regalamos, se los damos gratis, solo queremos nuestra tierra y vivir en paz.

 

A los dos días de celebrarse esta entrevista, estalló un golpe de estado en Mali que llevaba varios meses en ebullición. Un grupo de militares rebeldes tomó la sede del gobierno, al que consideran incapaz de hacer frente a la resistencia tuareg que pelea en el norte del país por la independencia. Ibrahim Ag Alhabib, uno de los fundadores de Tinariwen, abandonó la gira unos días antes para regresar a Mali, proteger a su familia y luchar por su tierra.

El pueblo tuareg, de origen bereber, reclama desde hace muchos años un trozo de desierto que le pertenece desde hace cientos de años y que tras la descolonización europea de Mali, Argelia, Libia y Niger, cayó en manos de dictadores de sobra conocidos por todos por sus represiones, por su corrupción y por las atrocidades cometidas contra los seres humanos que habitan aquellas tierras.

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/03/22/actualidad/1332444906_626455.html

FREEK! te recomienda:

Fernando G. Acuña

Cuando escuché por primera vez el refrán “pongo un circo y me crecen los enanos” pensé en lo afortunado que sería teniendo más enanos para mi circo. Por un momento, imaginé que los enanos crecían como las cebollas o los puerros, en un huerto, con un poco de sol y mierda de vaca. Así es mi vida: irreverente, cómica, absurda, como un circo lleno de enanos que crecen sin parar.


2 Comentarios

  1. JuanFresh Barullo dice:

    Freshcore de grupo, me pone la freshcamina a -9Frq

    Responder
  2. Bereber dice:

    Algo está cambiando en Mali. Vamos con la revolución!

    http://internacional.elpais.com/internacional/2012/04/01/actualidad/1333275303_214156.html

    Responder

Deja tu comentario


siete + 9 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD