Sin plomos

"Luces rojas", Rodrigo Cortés (2012)

Rodrigo Cortés ha demostrado varias cosas con ésta, su tercera película. La primera de ellas es que ha conseguido disfrazarla de producto totalmente norteamericano. Desde sus protagonistas, pasando por la realización, nos encontramos ante un filme que, como “Buried”, huye de cualquier relación con el cine patrio. Se nota que Cortés es un amante del género y desde su ópera prima, “Concursante”, ha querido ofrecer al público distracción pura y dura.

Después de el bombazo que supuso la película protagonizada por Ryan Reynolds, que padeció un tour de force físico e interpretativo, Cortés ha sido muy listo consiguiendo a De Niro y Weaver, cuyos nombres luces muy bien en el cartel. Pero que nadie se lleve a engaño, las carreras de ambos intérpretes ya no son lo que solían y, digamos, que están bastante abiertos a interpretar cualquier cosa (es mucho más obvio en el caso de De Niro).

Esta historia de cazadores de fraudes parapsicológicos nos presenta al equipo formado por la doctora Margaret Matheson y el joven pero resolutivo Tom Buckley (Cillian Murphy) que trabajan para echar por tierra a caraduras que se aprovechan de la buena voluntad de los enfermos y necesitados de fe. Uno de ellos será Palladino (Leonardo Sbaraglia) al que desbaratarán sus planes en pleno show.

Hasta aquí la película tiene un tono algo ligero, con varios momentos de humor que despistan bastante, y que, desde el momento en el que aparece el personaje de Simon Silver (o sea, De Niro), la trama se oscurece. Pese al terrible doblaje (el de siempre, el de “¡Abogado…!”) del actor, éste interpreta al psíquico sin histrionismos, de una forma contenida.

La película toma entonces el camino del susto fácil, haciendo un uso excesivo del sonido para hacer saltar al espectador de la butaca (a mí me dejo bastante igual, la verdad…) y nos conduce por un pasaje narrativo bastante obvio, para que en el último tramo de ésta, cuando finalmente Buckley y el poderoso Silver se enfrente cara a cara, todo dé un giro que en ningún momento hemos sospechado, pero que tampoco hace que la resolución de la historia tenga más interés.

Y lo que podría haber terminado en lo alto, por culpa de unos últimos minutos bastantes anticlimáticos, se queda en una película fallida… de la que se va a hablar mucho, eso seguro. Pero no de sus méritos artísticos, sino de todo el celofán publicitario que la envuelve y que el inteligente Rodrigo Cortés hace que brille, intentando cegarnos.

 

Director y guionista: Rodrigo Cortés. Intérpretes: Cillian Murphy, Sigourney Weaver, Robert de Niro, Elizabeth Olsen, Toby Jones, Leonardo Sbaraglia . Distribuidora: Warner Bros. (España, 2012)

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ 5 = nueve

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD